Bruselas,- La presidenta de la Comisión Europea (CE), la alemana Ursula Von der Leyen, se explicará este martes en la Eurocámara a propósito de los problemas con las farmacéuticas y las vacunas contra la Covid-19, pero a puerta cerrada y sólo ante los líderes de algunos grupos parlamentarios.

Von der Leyen se reunirá esta tarde por separado con los grupos del Partido Popular Europeo, los Socialistas y Demócratas y los liberales de Renovar Europa, que votaron a favor de la alemana en su investidura en noviembre de 2019, y puede que también se cite con los Verdes/Alianza Libre Europea, que votaron en contra.

Incluidas en su agenda a última hora del lunes, las reuniones llegan después de que la presidenta de la Comisión haya sido duramente criticada en los últimos días por el fiasco del inicio de las campañas de vacunación en la Unión Europea (UE).

Tras impulsar a finales de diciembre un arranque mediático de las inyecciones en la mayoría de países de la UE, mientras Reino Unido, EEUU o Israel ya vacunaban en serie, enero se reveló como un mes fatídico para la UE: contagios al alza y los Veintisiete a caballo entre una segunda y tercera oleada, recortes de producción de Pfizer-BioNTech y Moderna, y una disputa pública entre Bruselas y AstraZeneca a propósito de los contratos con la CE.

El resultado, y pese a que no se conocen los detalles de los plazos y cantidades de entregas firmadas pues los contratos con las farmacéuticas son confidenciales, es que aparentemente la UE no tendrá todas las vacunas con las que contaba en el primer trimestre, pero las campañas avanzarán en el segundo y habrá dosis para el objetivo de vacunar al 70 % de la población antes de que acabe septiembre de 2021.

El último en fustigar a la exministra alemana de Defensa ha sido su predecesor, el luxemburgués Jean-Claude Juncker, quien ha arremetido públicamente contra Von der Leyen a propósito de la estrategia de vacunación del Ejecutivo comunitario y, en particular, del improvisado mecanismo de control de exportaciones de las dosis producidas en territorio comunitario.

“Me opongo mucho a que la Unión Europea dé ahora la impresión de que nos estamos cuidando y que el sufrimiento de otras personas, especialmente en los países más pobres y en los continentes más pobres, no nos afecta”, dijo Juncker en una intervención en Alemania que recoge el diario Politico.

La Comisión, que intenta blindar a Von der Leyen, defiende a capa y espada el mecanismo de control de exportaciones, pero ha derivado en uno de los vicepresidentes ejecutivos de la CE, el letón Vladis Dombrovskis, la responsabilidad del error que hizo peligrar la estabilidad del acuerdo del Brexit en Irlanda del Norte y tuvo que ser enmendado de urgencia para que no se aplique en ese territorio.

“Hay un gabinete que estuvo a la cabeza en esto, el vicepresidente ejecutivo Dombrovskis, porque él está a cargo del comercio, y esta regulación es responsabilidad del vicepresidente Dombrovskis, su gabinete y los servicios que le responden”, dijo a la prensa el portavoz jefe de la Comisión, Eric Mamer, en declaraciones que recoge The Brussels Times.

Además de limitar sus explicaciones en la Eurocámara a tres o cuatro grupos parlamentarios a puerta cerrada, Von der Leyen tampoco se ha prodigado en los medios de comunicación.

Pese a que en noviembre prometió una rueda de prensa para hacer balance de su gestión ante toda la prensa, desde entonces ha aducido “problemas de agenda” para programarla.

Sí ha encontrado tiempo, en cambio, para tratar varias veces sólo con medios germanos, lo que le valió críticas de la Asociación Internacional de la Prensa, y este lunes ha concedido una entrevista a un grupo de periódicos europeos de Italia, Portugal, Dinamarca, Grecia y Francia.

“En política siempre hay altibajos y más aún en tiempo de crisis, pero lo que importa es la valoración final (…). Estamos ante una tarea titánica, un maratón que requiere nervios de acero, pero estoy convencida de que conseguiremos el objetivo”, dice la alemana en esa entrevista que en España publica el diario El País.

Además de las comparecencias de hoy a puerta cerrada, varios grupos apoyan que la presidenta del Ejecutivo comunitario comparezca públicamente en el pleno del Parlamento Europeo, que se reúne la próxima semana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí