Santo Domingo.- El presidente de la República, Luis Abinader, participó este jueves en una misa celebrada en la capilla San Rafael del Palacio Nacional por el Día de La Altagracia, a la que pidió ayuda para desarrollar su labor de gobierno, al pronunciar unas palabras durante la ceremonia.

“Le pido a Dios y a la Virgen de la Altagracia que nos ayude a seguir buscando el camino que este país necesita; que nos ayude a darnos las fuerzas que nos ha dado hasta ahora; que nos de sabiduría, pero sobre todo que tengamos y continuemos con la humildad de que si nos equivocamos, también rectificar”, dijo.

En su intervención el mandatario se refirió a las dificultades a las que ha debido hacer frente como jefe del Ejecutivo, empleando el juego del béisbol como metáfora.

“A mí me parecía que yo vine a gobernar como si estuviese en la caja de bateo y antes de ir a batear el bate tiene tres pesas, y esas tres pesas son la crisis, la pandemia, con su consecuencia en la crisis económica y la profunda crisis moral que había en este país entre muchas otras”, señaló.

Abinader, acompañado por la Primera Dama, Raquel Arbaje, y por la Vicepresidenta, Raquel Peña, trasladó un mensaje positivo en lo relativo a la superación del coronavirus, convencido de que “todo esto pasará y los dominicanos podremos seguir siendo el pueblo amable y solidario de siempre”.

También manifestó su deseo de acudir el próximo año a la Basílica de Higüey para asistir a la homilía en conmemoración a la Virgen de la Altagracia, madre protectora del pueblo dominicano, una tradición que sigue desde hace años junto a su esposa y a la que este año ha renunciado, como el resto de dominicanos, a causa de la pandemia.

Asimismo, confió en tener la vacuna contra la enfermedad lo antes posible y pidió a la población que se proteja y cuide, especialmente, de las personas mayores.EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.