Jerusalén,- La última cifra de nuevos positivos de coronavirus diarios en Israel ascendió hoy a 5.583, mientras el país prosigue en su tercer confinamiento nacional, con tiendas y negocios cerrados y limitaciones de movimiento de la población.

El porcentaje de test positivos se sigue manteniendo elevado, en un 5,6%, si bien la capacidad de realizar pruebas también es muy alta, con cerca de 100.000 practicadas ayer.

Ya son 609 los pacientes ingresados graves, de los que 154 están conectados a un respirador, y la cifra total de fallecidos desde marzo por la COVID-19 se eleva a 3.292.

Mientras, el país -de unos nueve millones de habitantes- avanza con rapidez en la campaña de vacunación y ayer inoculó a 150.000 personas, 25.000 de ellas en geriátricos y residencias de mayores. Desde que comenzó la campaña, hace poco más de una semana, se ha puesto ya la primera dosis de Pfizer a 650.000 israelíes, y se espera que lleguen a un millón esta misma semana.

El rápido avance de las vacunas no impide que altos cargos de Sanidad prevean que el confinamiento que sufre el país desde el domingo, en principio por dos semanas hasta el 10 de enero, tenga que ser alargado.

Los israelíes no pueden alejarse más de un kilómetro de su domicilio, ni visitar viviendas ajenas, ni concentrarse más de diez en interior y veinte en exterior. Los restaurantes solo pueden servir a domicilio y deben permanecer cerradas todas las tiendas no esenciales y los negocios con atención al público, mientras los que no reciben a gente no pueden tener a más del 50% de la fuerza de trabajo presencial.

Además, el país prohíbe la entrada de extranjeros y obliga a una cuarentena obligatoria a los israelíes o residentes que regresen desde el exterior.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí