Lisboa,- Portugal ha logrado que descienda la curva de contagios por covid-19 en todo el país durante los últimos cinco días y espera que la presión hospitalaria también siga a la baja durante las próximas semanas.

Desde el 26 de noviembre, cuando se registraron 6.383 positivos, Portugal ha encadenado registros de infectados a la baja y este martes fueron notificados 2.401 positivos, por lo que ya ha superado la barrera de los 300.000 casos.

El número de hospitalizados, con tendencia a la baja en el día de ayer, es de 3.275 personas, de las que 521 se encuentran en cuidados intensivos.

El país, con un total de 4.577 fallecidos desde que comenzó la pandemia, se encuentra en estado de emergencia -nivel de alerta máximo- hasta el 8 de diciembre y se prevé que se prolongue durante otros quince días.

El toque de queda obliga a los portugueses a permanecer en casa desde las 22 hasta las 5 horas del día siguiente.

De cara a las fiestas de Navidad, Portugal prevé cierta tolerancia, aunque endurecerá las medidas en Nochevieja, según adelantó ayer el primer ministro luso, António Costa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.