Berlín,- El ministro alemán de Sanidad, Jens Spahn, afirmó hoy que parte de la base de que la Unión Europea (UE) cerrará en breve un acuerdo para el acceso a la vacuna desarrollada por la empresa alemana BionTech y la farmacéutica estadounidense Pfizer.

“Contamos con que en los próximos días cerraremos un acuerdo final”, dijo Spahn durante una rueda de prensa junto con el vicepresidente de Google para Europa Central, Philipp Justus, en la que ambos presentaron la colaboración entre el buscador y el portal de salud del Gobierno alemán.

El ministro insistió que tanto Alemania como Europa están interesadas en que ocurra “de manera rápida” y en ese sentido se apoyó en la declaración de ayer de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, a través de su cuenta en twitter, donde aludía al propósito de adquirir 300 millones de vacunas.

“No podríamos explicar a los europeos y particularmente yo a los alemanes que en Estados Unidos o en otra región del mundo haya una vacuna disponible y ya se está vacunando con ella, pero en Alemania y en Europa, no”, señaló.

Precisó que con BionTech existen acuerdos preliminares y que en todo caso la cantidad de 200 millones de dosis para la UE a la que se ha aludido “está garantizada”, aunque falta hacerlo también en un acuerdo final, y agregó que cuenta con unos cien millones de dosis para Alemania.

Subrayó que es la Comisión la que lleva las negociaciones para los 27 estados miembros e indicó que aunque seguramente habría sido posible para Alemania y otros países llegar a un acuerdo nacional, eso no se correspondería con la idea de “solidaridad europea”.

La negociación puede resultar más complicada, reconoció, pero al final lo que se consigue es una solución “sobre todo justa y solidaria” para los 27, dijo.

Spahn se refirió asimismo a la solicitud de autorización ante la autoridad estadounidense de regulación de medicamentos FDA y la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y recordó que los procesos “nos son totalmente idénticos” y que se trata de “dos sistemas legales diferentes”.

Así, tanto la UE como Estados Unidos seguirán el correspondiente proceso de autorización como ocurre con cualquier otro medicamento, señaló, aunque subrayó que cuenta que en ambos casos ocurrirá “de forma muy rápida”.

“Con mucha probabilidad tendremos una vacuna que podremos comenzar a aplicar en el primer trimestre de 2021”, celebró el ministro, quien aseguró que esta perspectiva le da “confianza” y “fuerza” para estas semanas “que precisamente ahora están siendo muy duras” y supone “una luz al final de túnel”.

Agregó que “es bueno saber que hay grandes posibilidades de que el otoño y el invierno próximos puedan ser notablemente mejores que este”, razón de más para una vez más prestar más atención los unos a los otros y respetar las normas, argumentó.

“Saber que esto no es para siempre nos puede dar fuerza adicional y apoyo para estos tiempos”, dijo.

BionTech y Pfizer habían informado ayer que los estudios de su vacuna contra la covid-19 muestran una eficacia superior al 90 % en los participantes sin evidencias previas de infección.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.