Viena.- Cientos de agentes policía busca “al menos” a uno de los terrorista que mataron hoy a dos personas e hirieron a otras quince en el centro de Viena, al tiempo que las autoridades han pedido a los ciudadanos que no salgan de casa a menos que sea imprescindible.

“Es el día más difícil para Austria en muchos años”, afirmó el ministro del Interior, Karl Nehammer, sobre el atentado que ha dejado dos muertos y otros 15 heridos, de ellos siete graves.

Uno de los terroristas fue abatido por las fuerzas de seguridad.

Nehammer pidió a los habitantes de Viena que no salgan a la calle e incluso permitirá que los niños no vayan mañana a clase.

“Si es posible, quédense en casa. Eviten el centro de la ciudad”, solicitó Nehammer en una comparecencia en la que confirmó que uno de los atacantes fue abatido por la Policía y que, al menos otro, se dio a la fuga.

Las autoridades han advertido de que el agresor huido está fuertemente armado y es peligroso.

Un enorme despliegue de las fuerzas de seguridad, con 250 comandos de los cuerpos especiales, agentes antiterroristas, así como cientos de policías comunes apoyados por helicópteros, rastrean el centro de Viena a la búsqueda del fugado.

La operación incluye también el control de las fronteras de Austria y se han activado también las fuerzas especiales del Ejército, los Jagdkommando, que han asumido la vigilancia de edificios públicos de Viena para liberar a los agentes de policía allí destinados.

Unidades de esas fuerzas especiales están también a disposición de la policía en caso de ser requeridas en la lucha antiterrorista, según el Gobierno.

El canciller federal, Sebastian Kurz, se refirió a lo sucedido como un “repugnante atentado terrorista” preparado “de forma muy profesional”.

“Me alegra que nuestros policías ya hayan eliminado a uno de los autores. Nunca nos dejaremos intimidar por el terrorismo y lucharemos contra esos ataques con todos los medios”, señaló el político conservador.

Los ataques se produjeron en seis puntos diferentes del casco antiguo, entre ellos en la calle donde está la principal sinagoga de la ciudad.

Respecto a la identidad y la motivación de los atacantes, las autoridades han dicho que aún es pronto y que la situación aún no está clara.

La sinagoga en cuyas cercanías se produjo el ataque estaba cerrada en el momento del ataque. Este templo fue ya objetivo de un atentado en 1981 que dejó dos muertos.

Cerca de la sinagoga hay un conocido espacio de ocio nocturno con varios locales y en torno de las 20.00 hora local (19.00 GMT) al menos un supuesto terrorista empezó a disparar contra la gente sentada en las terrazas.

Numerosos vieneses habían salido de casa para disfrutar de la última noche antes del confinamiento parcial que comienza este martes y que supone el cierre del ocio nocturno.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.