Washington.- El debate de esta noche en Utah (EE.UU.) entre el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, y la aspirante demócrata a la Vicepresidencia, Kamala Harris, transcurrió en un tono más civilizado y con menos interrupciones que el cara a cara presidencial de la semana pasada, aunque no estuvo exento de algún roce entre los aspirantes.

“Señor vicepresidente, estoy hablando”, dijo secamente Harris cuando Pence intentó interrumpirla mientras hablaba de la COVID-19; a lo que el vicepresidente contestó: “Tengo que intervenir”.

La moderadora del debate, la periodista del diario USA Today Susan Page, intentó evitar que ese tipo de cortes ocurriera para que no pasara lo mismo que en el cara a cara de la semana pasada entre el presidente, Donald Trump, y el aspirante demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, marcado por las innumerables interrupciones del primero, que hicieron imposible tocar a fondo los temas de interés para los estadounidenses.

Con ese fin, Page repitió en numerosas ocasiones que cada candidato tenía tiempo para responder de manera “ininterrumpida”.

Esto no evitó que ni Pence ni Harris lograran acabar sus mensajes sobre cómo veían el impacto del coronavirus en las vidas de los estadounidenses.

Cuando Harris intentó sobrepasar el tiempo que Page le había asignado para ese fin, la senadora dijo: “Él me ha interrumpido y me gustaría acabar, por favor”, en lo que parece que ha sido la estrategia de la demócrata para evitar interrupciones como las sufridas por Biden la semana pasada.

Debido al caos del primer cara a cara entre Trump y Biden, la Comisión de Debates Presidenciales, el órgano no partidista que los organiza, anunció que iba a efectuar cambios en el formato, sobre los que todavía no ha informado.

También te podría interesar:   Pence critica palabras antirracistas de Harris, que pide no ser sermoneada

Pese a seguir convaleciente de COVID-19, Trump anunció el martes su intención de participar en el debate electoral frente a Biden del próximo día 15 en Miami, a lo que el exvicepresidente respondió que no debería celebrarse si el mandatario sigue enfermo.

Tras ese cara a cara hay un tercero y último programado para el 22 de octubre en Nashville (Tennessee) antes de las elecciones del 3 de noviembre. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.