Caracas,- Venezuela llegó este martes a 79.796 casos de COVID-19, una pandemia que ha dejado 665 muertes y por la que hay 198 pacientes graves en el país caribeño, informó el ministro de Comunicación, Freddy Ñáñez.

En una declaración al canal estatal VTV, el ministro explicó que en las últimas 24 horas se registraron 679 nuevas infecciones, de las cuales 652 se produjeron por transmisión comunitaria, principalmente en Caracas, donde se contabilizaron 78 contagios.

Los otros 27 casos son “importados”, como el Gobierno denomina los casos de venezolanos que retornan infectados a su país y que son retenidos durante semanas en las fronteras terrestres, bajo cuarentena obligatoria.

Estos retornados provenían casi todos de Colombia, país que, según el Gobierno de Nicolás Maduro, es responsable del 88 % de las 9.162 infecciones “importadas” que se han registrado desde marzo, cuando Venezuela entró en cuarentena y cerró las fronteras.

Ñáñez señaló que de los casi 80.000 contagiados solo 8.412 son casos activos, casi todos asintomáticos, lo que deja al 89 % de los infectados ya “completamente recuperados”.

Sobre los fallecidos indicó que eran cinco hombres con edades comprendidas entre los 51 y los 79 años y dos mujeres de 64 y 75 años, ambas residentes del estado Táchira (oeste, fronterizo con Colombia).

OPOSICIÓN REPORTA EL DOBLE DE MUERTES

La oposición venezolana denunció este lunes que 1.412 personas han muerto por COVID-19 en el país caribeño, una cifra que duplica el reporte oficial.

En una rueda de prensa virtual, el diputado opositor José Manuel Olivares, nombrado comisionado la Salud y Atención Sanitaria a los Migrantes por el líder opositor Juan Guaidó, explicó que han podido corroborar ese dato “gracias al monitoreo hospitalario”.

También te podría interesar:   EE.UU. supera las 211.600 muertes y 7,54 millones de casos de coronavirus

Ese número, según el parlamentario, médico de profesión que vive hace varios años en Colombia, muestra una tasa de mortalidad de la enfermedad que causa el nuevo coronavirus “concordante con la de América Latina”.

Además, aseguró que, según sus datos y hasta este lunes, han fallecido 205 trabajadores del sector de la salud a causa del virus, lo que supone la tasa más alta de la región.

Olivares culpó a Maduro de la muerte de estos ciudadanos por la COVID-19 por la falta de previsión para abordar la crisis médica provocada por la pandemia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.