Bruselas.- Las autoridades municipales de Bruselas han decidido reforzar a nivel local las medidas para luchar contra el repunte de casos de COVID-19 que van más allá de las directrices federales y limitan los horarios de los bares y restaurantes así como las reuniones nocturnas, recogen este domingo medios belgas.

La decisión la tomaron el sábado por la noche los 19 alcaldes de los municipios que conforman la capital, a petición del ministro belga de Interior, Pieter De Crem, quien solicitó organizar una reunión de crisis de urgencia, indicó el diario francófono “Le Soir”.

Tras tres horas de debate se decidió un refuerzo de las medidas de seguridad ya anunciadas por el Gobierno federal el pasado miércoles, como que deje de ser obligatoria la mascarilla en lugares al aire libre poco concurridos y reducir de 14 a 7 días la cuarentena para quienes no tengan síntomas de COVID-19, pero hayan estado en contacto cercano y sin protección con un caso positivo.

Los alcaldes acordaron, además, que desde el lunes los bares y cafés deberán cerrar como muy tarde a las 23.00 horas y que las reuniones de más de 10 personas en la vía pública estén prohibidas entre las 23.00 y las 6.00 horas, medida que estará en vigor al menos tres semanas.

La situación volverá a evaluarse en una reunión el 6 de octubre.

Por lo que se refiere a la utilización de la mascarilla, cuya aplicación está en manos de las autoridades locales, se acordó revisar las pancartas que piden su uso en las calles comerciales y en ciertos mercados.

En lugares al aire libre, la mascarilla seguirá siendo opcional en la región de Bruselas pero será necesario llevar al menos una sistemáticamente en el bolsillo, porque los ciudadanos se expondrán a una multa de 150 euros en caso de que los controlen.

También te podría interesar:   Picos, rebrotes, muertes en América pero... ¿y las secuelas de la COVID-19?

La reunión de urgencia fue resultado de las malas cifras del coronavirus en Bélgica y, en particular, en Bruselas, donde el repunte es más importante que en el resto del territorio, con 2.353 casos más registrados en una semana.

La tasa de positivos en la capital es de 9,5 %, muy por encima de la media del país (4,4 %).

El instituto belga de salud pública, Sciensano, publicó hoy que la tasa de contaminación a lo largo de 14 días alcanza 170 casos por cada 100.000 habitantes en el país.

El número de hospitalizaciones continúa un fuerte crecimiento, con una media de 64,9 al día.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.