Viena,- Los protectores o caretas faciales no detienen adecuadamente las partículas emitidas al respirar o hablar y, por tanto, son menos eficaces que las mascarillas para evitar contagios, según una recomendación del Ministerio de Sanidad austríaco.

“Basado en los nuevos conocimientos científicos recomendamos, por tanto, llevar una protección de la boca y la nariz ceñida en vez de una pantalla”, señala Sanidad en su página web.

El Ministerio explica que mientras las mascarillas ralentizan la velocidad de las gotas que se emiten al hablar o respirar, y que puede transmitir la COVID-19 en el caso de estar contagiados, las pantallas de plástico tienen una peor capacidad de retener esas partículas.

Así, aunque reconoce que el uso de esas caretas sigue estando permitido, se recomienda sustituirlas por mascarillas.

Un estudio reciente realizado en Japón con una supercomputadora asegura que las gotas de menos de cinco micrómetros de tamaño escapan a través de las caretas de plástico.

También te podría interesar:   BBVA baja al 6 % el crecimiento de 2021 por la peor evolución de la epidemia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.