Madrid.- El jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, tradicionalmente separados por las diferencias partidistas, acordaron este lunes reforzar su colaboración para combatir la COVID-19, aunque, de momento, no se ha planteado para la capital un estado de alarma ni el confinamiento total.

Sánchez, en rueda de prensa posterior al encuentro, afirmó que desea “de corazón” que las nuevas medidas que se han adoptado en Madrid, con el aislamiento de algunas zonas, sean suficientes para doblegar la curva, pero consideró que “están listos” para afrontar “otros escenarios si fuera preciso”, aunque dejó en manos de Gobierno regional decidir sobre las medidas, ya que es el que tiene las competencias de sanidad.

Por su parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, se mostró convencida de que con las medidas tomadas “no hará falta más escenarios”. “Ni estado de alarma ni confinamiento”, afirmó Isabel Díaz Ayuso, quien consideró que no se puede cerrar “todo Madrid”.

Desde este lunes, parte de Madrid vive un semiconfinamiento, que afecta a 850.000 habitantes del sur de la capital y de algunos municipios de su periferia, lo que supone que solo se podrá salir de las zonas afectadas para actividades imprescindibles, como ir a trabajar, acudir a la universidad o cuidar a un mayor.

Además, entran en vigor otras medidas como la limitación de reuniones a seis personas, la reducción de aforos al 50 %, los velatorios se limitan a quince personas al aire libre y a diez en sitios cerrados, el aforo de los lugares de culto se reduce a un 33 % de la capacidad máxima y se cierran parques y jardines.

También te podría interesar:   Estados Unidos le entrega un avión Hércules a la Fuerza Aérea Colombiana

El presidente del Gobierno español hizo continuas menciones a la unidad entre las administraciones, como la fórmula mejor para vencer al coronavirus, en una lucha “epideomiológica, no ideológica”, después de meses de desencuentros entre ambas administraciones.

Ofreció hoy al Gobierno de Madrid apoyos tanto sanitarios, como militares y policiales, que comenzara a estudiar esta misma tarde el “Grupo CIVID” que acordaron crear en la reunión.

Ayuso destacó que “solamente con actuaciones conjuntas” organizadas bajo “un paraguas nacional” se podrá “sacar adelante esta situación”.

Madrid, con 6,6 millones de habitantes, es la región más afectada por esta segunda ola de coronavirus y sus contagios duplican a la media nacional. Madrid está considerado un motor económico para toda España.

El presidente del Gobierno calificó de “fructífera, constructiva y positiva” su reunión con Ayuso y reiteró que acudió a la sede del Ejecutivo madrileño para ayudar y colaborar, no para tutelar, enjuiciar o evaluar ni suplantar a una administración que tiene sus facultades reconocidas en la ley y la Constitución.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.