Panamá,- Panamá informó este miércoles que realizó en las últimas 24 horas la cifra récord de 5.843 pruebas para detectar la COVID-19, que arrojaron 964 nuevos casos, lo elevó a 83.754 contagios confirmados, mientras que las muerte acumuladas llegaron a 1.827.

Panamá es el país con más casos acumulados de la enfermedad que causa el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 en Centroamérica, una situación que las autoridades nacionales y organismos internacionales atribuyen a que entró pronto en transmisión comunitaria y a los esfuerzos por hacer muchas pruebas.

Un informe difundido esta semana por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) indica el aumento en la cantidad de test aplicados en Panamá, desde las cerca de 1.000 por día entre abril y mayo hasta las “2.995 pruebas por día” realizadas en promedio en la semana pasada.

En Panamá, desde que se dio el primer caso el 9 de marzo pasado, se han realizado 282.232 pruebas de detección de contagio por el virus SARS-CoV-2 que produce la COVID-19, con 5.843 nuevas muestras aplicadas en las últimas 24 horas, con una positividad de 16,5 %.

El Ministerio de Salud (Minsa) dijo este miércoles que hay 1.672 personas hospitalizadas, 157 en la unidad de cuidados intensivos (UCI) y 1.515 en sala general, mientras que 21.463 están aisladas en sus casas y 518 en hoteles que funcionan temporalmente como hospitales.

En las últimas 24 horas se registraron 18 defunciones. La constante en la incidencia de muertes se mantiene entre las personas de 60 a 70 años (855) y mayores de 80 (453).

El país centroamericano vive una oleada de casos desde hace dos meses, y aunque la capacidad hospitalaria no ha sido rebasada se han preparado, en caso de ser necesario, espacios alternativos para atender pacientes afectados por la enfermedad dotados de áreas para sala general y de cuidados intensivos.

También te podría interesar:   Ministro de Salud se reúne con decanos de medicina de universidades

Una tímida reactivación económica entre mediados de mayo y junio pasados incidió en un repunte de los casos, aunque en la última semana los indicadores citados por las autoridades muestras un descenso en la mortalidad diaria y el RT o número reproductivo de casos sigue a la baja ubicándose en un 0,99 % global, tras estar en 1,11 la semana pasada.

En ese contexto es que las autoridades sanitarias anunciaron que a partir del próximo lunes se autoriza la apertura de empresas, la ventas al por mayor y las librerías pero sólo para compras en línea y retiro de mercancías por ventana.

Con esta apertura habrá la flexibilización de las restricciones a la movilidad de la población, como el levantamiento para este fin de semana de la cuarentena total del sábado, pero manteniendo la del domingo.

Además, se eliminará la medida que restringe la movilidad por el número de identidad personal pero se mantendrá la salida por género.

Así, las mujeres seguirán teniendo los lunes, miércoles y viernes para salir y los hombres los martes, jueves y sábado.

Este lunes se reactivó el comercio minorista, incluida venta de autos, las salas de belleza y las barberías, pro con limitaciones y manteniendo las restricciones a la movilidad en Panamá, donde operan desde mayo la industria, los servicios técnicos, la banca y la construcción, entre otros.

A la par de esta apertura, personal médico del Hospital Santo Tomás (HST) del Ministerio de Salud, así como de otros nosocomios, han salido a protestar en reclamo del pago atrasado de sus salarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.