Tokio,.- El grupo tecnológico nipón Softbank logró entre abril y junio un beneficio neto de 1,26 billones de yenes (10.110 millones de euros), lo que supone un 11,9 % interanual más gracias sobre todo a la venta de sus participaciones en la estadounidense T-Mobile, según anunció este martes la compañía.

Esta operación, unida al mejor rendimiento de su fondo de inversiones tecnológicas Vision Fund, permitió al gigante nipón volver a los beneficios después de cerrar el trimestre anterior con unas pérdidas de 961.576 millones de yenes (7.716 millones de euros), las peores de su historia.

Entre abril y junio, primer trimestre del ejercicio fiscal en Japón, el conglomerado fundado por Masayoshi Son facturó en ventas 1,4 billones de yenes (11.234 millones de euros), lo que supone un 2 % menos que un año antes.

Softbank Group, uno de los máximos referentes de la Bolsa de Tokio, se anotó en abril una ganancia de 1,15 billones de yenes (9.227 millones de euros) por la venta de parte de sus acciones en la empresa estadounidense de telecomunicaciones T-Mobile y su fusión con Sprint, controlada también por la corporación nipona.

La empresa también se desprendió de algunas de sus participaciones en el gigante del comercio digital chino Alibaba para devolver préstamos y abonar contratos, según explicó en un comunicado.

Estas operaciones forman parte de la estrategia anunciada por Son el pasado marzo para vender activos por valor de 4,5 billones de yenes (36.107 millones de euros) en el ejercicio en curso, con vistas a sanear la posición financiera de la empresa en el escenario de incertidumbre causado por la pandemia de coronavirus.

También te podría interesar:   La depresión tropical Trece puede llegar a ser la tormenta Laura hoy

Ante la inquietud “por una segunda o tercera oleada de contagios”, Softbank ve necesario “seguir reforzando sus reservas de liquidez”, según señaló en su nota.

“La situación del coronavirus es lo más parecido a una guerra diaria para los empresarios. Tenemos que seguir a la defensiva e incrementar nuestro capital disponible por lo que pueda suceder”, dijo Son en una rueda de prensa virtual.

En este sentido, otro de los activos de los que Softbank contempla desprenderse son sus participaciones en la firma británica de semiconductores ARM, controlada por la empresa nipona a través de su fondo de inversiones tecnológicas, según dijo Son.

Asimismo, Softbank registró entre abril y junio una ganancia de 296.000 millones de yenes (2.375 millones de euros) gracias a la revalorización de su cartera de inversiones del Vision Fund, que incluye participaciones en empresas como WeWork o Uber.

El fundador y consejero delegado de Softbank destacó que, a pesar de la fuerte devaluación que sufrió WeWork y de las sacudidas en los mercados causadas por la pandemia, el valor bursátil conjunto del grupo “ha crecido desde el pasado marzo”.

Este indicador, que aúna la capitalización bursátil de Softbank Group en Tokio más la estimación del valor de todos sus activos de inversión, asciende en estos momentos a 231.000 millones de dólares (196.119 millones de euros), destacó Son.

“Para Softbank, que es una compañía de inversión, este es el indicador más importante en el que nos debemos fijar”, dijo Son, quien justificó así su decisión de no publicar el resultado operativo de la empresa.

El conglomerado nipón presentó sus resultados al cierre de la Bolsa de Tokio, donde sus acciones terminaron la jornada con un descenso del 2,45 %.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.