Moscú,- El alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, advirtió hoy de que en la ciudad habrá que llevar mascarilla al menos hasta octubre o hasta el momento que comience la vacunación masiva de la población contra la COVID-19.

“El tiempo que tendremos que llevar mascarilla dependerá de los plazos en que aparezca una vacuna masiva. Según diversas estimaciones, esto puede producirse entre octubre próximo y febrero del año que viene. Quisiera creer que en octubre recibiremos las primeras partidas de la vacuna”, dijo Sobianin en una entrevista a la agencia oficial rusa TASS.

Agregó que hasta entonces los centros médicos provisionales habilitados en Moscú para la lucha contra el nuevo coronavirus continuarán funcionado, lo que permitirá a los hospitales volver a trabajar en régimen normal.

La capital rusa, con más de 12 millones de habitantes, es el principal foco de COVID-19 en el país, con un total a día de hoy de 187.216 contagios confirmados y 2.685 decesos por esta enfermedad, si bien en los últimos días van bajando los nuevos casos.

DERECHOS CIUDADANOS

Sobianin aseguró además que todos los datos personales recogidos para el seguimiento de los contagiados y para los pases electrónicos necesarios para desplazarse por la ciudad serán destruidos una vez que concluya la pandemia del nuevo coronavirus.

“Su uso es posible solo en situaciones extraordinarias. En la vida normal esto se puede valorar como una violación de los derechos de los ciudadanos, y en esencia lo es”, subrayó.

Algunas medidas adoptadas en Moscú, entre ellas el confinamiento, han suscitado críticas tanto entre opositores como entre representantes del oficialismo, que argumentan que el alcalde se ha excedido en sus facultades, al no haberse declarado estado de emergencia.

También te podría interesar:   Conoce que partido obtuvo la mayor cantidad de diputados en las elecciones

COSTE DE LA BATALLA Y DESESCALADA

Sobianin indicó que el coste para la lucha contra el nuevo coronavirus para el erario de la ciudad asciende ya a 250.000 millones de rublos (3.660 millones de dólares), a los que hay que sumar otros 500.000 millones de rublos (7.320 millones de dólares) por ingresos no percibidos por la caída de la actividad económica.

Al mismo tiempo, subrayó que esta situación no debe influir en los grandes proyectos de la ciudad, ya que la ejecución de estos será un factor adicional para ayudar a salir del bache económico.

El régimen de autoaislamiento para contener la propagación del coronavirus fue implantado en Moscú el 29 de marzo, y las primeras medidas de desescalada de las restricciones se produjeron el 12 de mayo, con la reactivación de los sectores de la industria y la construcción.

Desde este lunes, día en que reabrió el comercio, se permite a los moscovitas pasear tres días a la semana.

Según datos oficiales, a día de hoy Rusia acumula 441.108 casos confirmados de COVID-19 y 5.384 fallecimientos, tras registrar en la última jornada 8.831 nuevos casos y 164 decesos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.