Panamá,- Panamá registró este domingo 6 muertes más por COVID-19 y 157 nuevos casos de la enfermedad, de forma que se elevan a 275 las defunciones y a 9.606 los contagios confirmados, informaron las autoridades de salud panameñas.

Hospitalizados hay 336 pacientes, divididos en 267 en sala general y 69 en las unidades de cuidados intensivos, mientras otros 2.914 están en aislamiento domiciliario, 752 de los cuales han sido trasladados a hoteles que, de manera provisional, funcionan como hospitales.

El Ministerio de Salud de Panamá (Minsa) detalló en un comunicado que hasta la fecha 6.081 enfermos han logrado recuperarse.

Hasta este domingo se han realizado 50.348 pruebas de detección de contagio por el coronavirus SARS-CoV-2 que produce la enfermedad del COVID-19, 1.244 en las últimas 24 horas.

Del acumulado de pruebas efectuadas, el 77 % han salido negativas (38.993) y el 23 % positivas (11.355), que incluyen primeras y segundas muestras para confirmar o descartar la infección.

Las pruebas por millón de habitantes ascienden a 11.768.

En cuanto al número de defunciones según el rango de edad, las personas con más de 60 años de edad concentran la mayor cantidad de defunciones (199).

Las provincias de Panamá y Panamá Oeste acumulan el mayor número de casos de la enfermedad, con 6.114 y 1.813, respectivamente, seguidas por Colón, con 392; Veraguas, 382; Chiriquí, 220; y la comarca indígena Guna Yala, con 220, entre otras regiones del país centroamericano.

Desde el miércoles Panamá ha permitido el reinicio de algunas actividades comerciales a través de la venta en línea y la salida de los niños acompañados de sus padres en la hora permitida para que éstos hagan sus compras.

También a partir del próximo lunes se permitirá a las personas realizar rutinas individuales de ejercicios físicos en el perímetro cercano a su domicilio, el día que le corresponda según con la hora y la numeración de su cédula.

En Panamá se mantiene vigente el confinamiento impuesto desde el pasado 25 de marzo para mitigar la propagación del virus.

La Ministra de Salud, Rosario Turner, se reunió este domingo con los directores regionales de salud de todo el país para tratar la “nueva normalidad” marcada por la pandemia, a la que deberán darle seguimiento en sus comunidades.

Turner remarcó que esta nueva normalidad es un proceso progresivo y sistemático en el que el Minsa “juega un papel fundamental en la supervisión de los procesos sanitarios que deberán cumplir las empresas para su reapertura”, según la información oficial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.