Washington DC.-El joven blanco Dylann Storm quién asesinó a 9 personas en una iglesia de la comunidad de Charleston, Carolina del Sur fue detenido por el FBI, tras un crimen que recibió el repudio del presidente Barack Obama.

La tragedia ocurrida en una de las iglesias más antiguas de la comunidad negra, Emanuel African Methodist Episcopal Church, es uno de los peores ataques en lugares de culto en las últimas décadas en Estados Unidos y ocurre en momentos de constantes tensiones raciales en todo el país.

El asesino Dylann Roof, un joven de 21 años, delgado, fue detenido durante un control de rutas en la vecina Carolina del Norte, dijo a la prensa el jefe de la Policía “Creo que se trata de un crimen de odio”.

El horror generado por el caso y el simbolismo del lugar donde ocurrió marcaron el tono de la intervención de Obama, que este jueves visiblemente frustrado expresó su tristeza y cólera ante lo que denunció como “muertes sin sentido”.

“Debemos admitir el hecho de que este tipo de violencia no se observa en otros países desarrollados”, agregó el gobernante, llamando nuevamente a una mayor regulación en la venta de armas de fuego en Estados Unidos.

“Una vez más, personas inocentes fueron asesinadas, en parte, debido a que alguien que quería dañarlos no tuvo problemas para tener un arma en sus manos”, criticó el mandatario en su pronunciamiento desde la Casa Blanca.

Roof residía en los alrededores de Columbia, la capital de Carolina del Sur, situada a dos horas de ruta de Charleston, y ya había sido detenido varias veces por tráfico de drogas.

El tiroteo tuvo lugar hacia las 9:pm  cuando el joven empezó a disparar durante una sesión de estudio de la Biblia, muy frecuentes en las iglesias del sur del país, tanto entre semana como los domingos.

Se pueden imaginar que hemos encontrado una escena del crimen muy caótica cuando llegamos”, dijo el comisario.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí