Managua.- El Gobierno de Nicaragua sigue minimizando la pandemia del coronavirus y ahora prepara la popular fiesta de San Pascual Bailón en el municipio occidental de Chinandega, donde la oposición ha promovido la campaña ‘Quédate en casa’ debido a que reportan al menos 8 muertes sospechosas de COVID-19 en los últimos 5 días.

El Instituto Nicaragüense de Cultura, en coordinación con la Alcaldía de Chinandega, invitaron a celebrar esa festividad folclórica y popular con una procesión de la imagen de San Pascual, bailes, actividades deportivas y la elección de la reina de las fiestas.

Los días centrales de la celebración serán el 16 y 17 de mayo próximos en Chinandega, una ciudad ubicada 149 kilómetros al noroeste de Managua, según el programada divulgado por el codirector general Instituto Nicaragüense de Cultura, Luis Morales Alonso.

El programa incluye el tradicional desfile de “Los Mantudos”, una procesión y una serenata.

“Los Mantudos” son jóvenes tradicionalistas de Chinandega que ataviados de disfraces celebran a ese santo con nombre muy curioso, San Pascual Bailón, y que cuenta con muchos devotos en Nicaragua, sobretodo en el departamento de Chinandega, donde lo califican de muy milagroso, según explicó el Instituto Nicaragüense de Turismo.

El vicealcalde de Chinandega, Rolando José Canales, invitó a los nicaragüenses a celebrar a San Pascual con bailes, caravanas y actividades deportivas, pese al llamado del denominado Observador Ciudadano COVID-19 y sectores de la oposición de declarar alerta en ese departamento.

OCHO MUERTES SOSPECHOSAS

El Observatorio Ciudadano, que localiza de forma independiente casos de COVID-19 no reconocidos por las autoridades, abogó para que se declare una alerta en ese departamento, debido a que registran la muerte de 24 personas desde mediados de marzo pasado, 10 de ellas entre el 30 de abril y el 4 de mayo pasados.

“De las 10 muertes verificadas y ocurridas en los últimos 5 días, 2 tuvieron un diagnóstico de infarto, sin supuesta vinculación con COVID-19; las restantes 8 son muertes en circunstancias sospechosas en las que las fuentes señalan vinculación con COVID-19”, anotó ese Observatorio en un documento divulgado anoche.

Según el reporte, las autoridades dieron en esas muertes órdenes de entierro inmediato y prohibición de velación o contaron con presencia de policías y/o funcionarios del Ministerio de Salud durante el entierro.

Ante el incremento de muertes en la provincia de Chinandega, las autoridades deberían descartar la presencia del coronavirus en esas personas, o implementar acciones de control de caso de confirmar el diagnóstico de COVID-19, y mantener informada a la ciudadanía para que responsablemente implemente medidas de autoprotección, sugirió ese grupo.

EN CONTRA DEL ‘QUÉDATE EN CASA’

Nicaragua acumula 16 casos confirmados con el coronavirus SARS-coV-2, con 5 fallecidos, para una tasa de letalidad de 31,25 %, la más alta de América, según las cifras oficiales.

El Gobierno que preside el sandinista Daniel Ortega no ha precisado el número de pruebas que ha realizado y se ha limitado a informar del número de casos confirmados, las muertes y recalcado que todos los casos han sido importados, es decir que no se han registrado casos de transmisión local comunitaria.

El Ejecutivo ha sido criticado por diversos sectores por promover eventos masivos y aglomeraciones a contracorriente de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El jueves pasado, Ortega se declaró en contra de la campaña ‘Quédate en casa’ porque, a su juicio, destruiría la economía local que se ha contraído en los dos últimos años y que es mayoritariamente informal.

El líder sandinista también calificó de “medidas extremas” y “radicales” el confinamiento y la suspensión de vuelos internacionales, y anunció que su Gobierno mantendrá “las actividades normales”, guardando las recomendaciones de las autoridades de Salud.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí