Girona -España.- El futbolista español Josep Díez, que en enero recaló en el Atlético Pantoja de la Primera División de la República Dominicana, remarcó este jueves que la situación de pobreza aguda en la que viven muchos habitantes del país ha agravado la situación creada por el coronavirus en este territorio caribeño.

“Se ve mucho movimiento por la calle, y muchos coches. La gente sale a las calles porque lo necesita para vivir. Para sobrevivir. Para dar de comer a los suyos. El virus mata, pero el hambre también”, subraya Díez en declaraciones a Efe.

En la República Dominicana se han registrado, hasta este jueves, 9,095 casos positivos y 373 muertes, pero el defensa catalán advierte que las cifras seguramente sean muy superiores.

“Si en España ya hay gente que dice que los datos no son reales ni fiables, aquí todavía más. Porque además, y según me cuentan los compañeros, la gente no confía nada en el Gobierno, que lleva 20 años en el poder y que sabe que, en cuanto puedan celebrarse las elecciones, que se han aplazado por el coronavirus, les echarán.

“Los casos suben, aproximadamente, de 300 en 300 cada día”, cuenta el central de 25 años del Atlético Pantoja antes de explicar que en la República Dominicana “el confinamiento es de 5 de la tarde a 6 de la mañana, aunque las calles se ven llenas de gente casi todo el día”.

Además, recuerda que, en los primeros días del estado de alarma, que se decretó a mediados de marzo, “la gente iba sin máscaras ni guantes”.

También te podría interesar:   Las comunidades del volcán Pacaya en Guatemala ansían el retorno del turismo

“Ahora, en el centro de la ciudad de Santo Domingo, donde vivimos con mi pareja y donde reside la gente de clase media, todo el mundo está más concienciado, pero en las afueras, donde las calles ni siquiera están asfaltadas y hay mucha más pobreza la situación continúa igual”, añade desde la República Dominicana.

Josep Díez confía “en que todo vuelva rápidamente a la normalidad, porque este país no puede permitirse estar tres o cuatro meses parado”.

“Si en España la gente está jodida y preocupada, imagínate aquí”, afirma el exjugador del Burgos, la Rapitenca, el Vilafranca y el Sabadell B, a quien la crisis global provocada por el virus le ha cogido a más de 7.000 kilómetros de su Igualada natal, que fue uno de los principales focos del COVID-19 en el territorio español.

“Estaba muy preocupado e impactado por las noticias que me iban llegando desde casa. Este virus todavía no se ha ido, así que debemos ser todos muy responsables y pensar en todos los demás”, asegura Díez; hermano de María Díez, jugadora del Màgic Studio Club Patí Manlleu, que ha sido recientemente proclamado campeón de la OK Liga, e hijo de una enfermera del Hospital de Igualada.

De momento, el futbolista catalán, que desde que se decretó el estado de alarma y hasta que comience la liga está “cobrando la mitad del sueldo”, continúa ejercitándose en su piso, aunque echa de menos el balón que le ha acompañado desde su infancia.

“Hace casi dos meses que no toco una pelota. Hace dos días, de hecho, le pedí al club que me trajeran una. Espero que esto sea como ir en bici, que no se pierde nunca”, bromea el central del conjunto que dirige el técnico ibicenco David Escandell.

También te podría interesar:   La aerolínea Latam negocia la reducción permanente de sueldos en Brasil

El Atlético Pantoja ganó la Liga Dominicana de Fútbol de 2019 y Díez está esperando que vuelva a reanudarse el fútbol para revalidar el título y para disputar el Campeonato de Clubes de la Unión Caribeña de Fútbol, en el que el club dominicano debía disputar las semifinales, por lo que está a solo dos pasos de hacerse con un billete para jugar la próxima Liga de Campeones de la CONCACAF.

“Llegué aquí con muchos interrogantes. Pero estoy muy contento. El deporte rey es el béisbol, pero a nivel futbolístico hay mucho nivel. No he dado, para nada, un paso atrás. Después de jugar siempre en Tercera, poder probar una Primera División y las competiciones internacionales, es increíble. Es una oportunidad de conocer otra cultura, otro país, otra manera de entender la vida. De conocer mundo. Todos son cosas positivas”, explica.

Díez, que en 2019 ya probó el fútbol islandés de la mano del Fjardabyggdar y el Afturelding, se comprometió en invierno con el Atlético Pantoja hasta finales de año

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.