Asunción.- El 85 % de los 2.810 paraguayos que regresaron al país por la pandemia de coronavirus ha procedido de Brasil, un colectivo que ha disparado los casos de contagios, dijo este martes el ministro asesor del Consejo de Defensa Nacional (Codena), Federico González.

La totalidad de los que retornaron de Brasil, donde hoy las muertes rozan los 7.300 con más 105.000 contagios, lo hizo a través del Puente de la Amistad, que separa la paraguaya Ciudad del Este de la brasileña Foz de Iguazú, indicó González.

En el lado paraguayo de este cruce fronterizo amanecen cada día alrededor de 180 personas ante el vallado de seguridad para entrar al país. “Todos los que llegaron al puente han ingresado con mucho esfuerzo”, indicó González.

El Gobierno de Mario Abdo Benítez se ha enfocado esta semana en reforzar las medidas de control en esa zona debido al aumento de los casos positivos vinculados con ciudadanos provenientes del vecino país.

Los 16 casos positivos de este martes, de un total de 458 pruebas procesadas en 24 horas, son de ese colectivo, según datos oficiales, que sitúan en 431 los contagios, mientras que el número víctimas fatales se mantiene en 10.

Abdo Benítez se trasladó este lunes a Ciudad del Este, segunda urbe del país, para verificar las medidas de control y hoy hicieron lo mismo las autoridades sanitarias para evaluar las condiciones de los albergues.

Un joven de 22 años huyó esta madrugada de uno de estos lugares y “está siendo buscado por la policía y el Ministerio Público” por violación de la medida de aislamiento, explicó González.

Desde el 23 de marzo pasado, los paraguayos que volvieron del exterior han sido alojados en 42 albergues creados en distintos puntos del país en medio de otras medidas adoptadas como el cierre de fronteras y la restricción del movimiento de vehículos y de personas.

El masivo regreso de nacionales desde Brasil y en menor medida de Estados Unidos y Argentina se ha convertido en una tarea compleja para el Gobierno, señaló González, al detallar que algunos lugares cerraron sus puertas por daños en sus instalaciones y otros desistieron por temor a reacciones ciudadanas.

“Hemos sido sobrepasados en cuanto a la cantidad de personas que han ingresado o que quieren ingresar”, expresó el ministro, al hacer hincapié que “conseguir más albergues se hace cada vez más difícil por diversos motivos”, entre ellos el temor que genera el virus en la población.

Al respecto, comentó que muchos propietarios privados de lugares de alojamiento desistieron de su oferta inicial “porque los habitantes de sus comunidades se oponen al ingreso de nuestros compatriotas”.

Por ello, el Codena se encuentra en negociaciones con empresarios del sector hotelero para que los repatriados puedan ser alojados en estas instalaciones, elegidas por ellos mismos siempre y cuando asuman los costos de la cuarentena.

González sostuvo que la idea es para una segunda etapa de la contingencia y que el reto inmediato es conseguir un lugar adecuado para un contingente de paraguayos varados en Argentina que pidieron retornar en doce autobuses.

“Son doce ómnibus que están listos y lógicamente requiere de la autorización del Gobierno de Argentina” para el tránsito dentro del interior del vecino país, refirió el ministro al subrayar que para para acoger a este contingente se están realizando “todos los esfuerzos para conseguir más espacios, más lugares dignos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here