La Habana.- Cuba registró este viernes otras seis muertes por el coronavirus SARS-CoV-2, el mayor número hasta la fecha para un total de 49 fallecidos, en un día en el que por primera vez el número de pacientes recuperados superó al de nuevos positivos por la enfermedad.

Específicamente 51 personas fueron dadas de alta en la víspera para un acumulado de 416 hasta el momento, mientras el número de positivos diarios de la COVID-19 fue de 50, lo que deja un total de 1.285 casos confirmados en todo el país, según el parte diario del Ministerio de Salud Pública (Minsap).

Entre las seis muertes reportadas el viernes -todas ocurridas en la víspera- destacan la de un varón de 35 años por ser el más joven hasta la fecha, si bien padecía ya un cáncer terminal, y la de una mujer de 98 años, informó el director de Epidemiología del Minsap, Francisco Durán.

El resto oscilan en edades entre 67 y 84 años, un segmento que acumula la mayor parte de los 49 decesos acumulados a fecha de hoy.

El medio centenar de positivos del día son todos cubanos y de ellos 30 residen en La Habana, la región que acumula un mayor número de casos.

Las nuevas infecciones del viernes fueron detectadas entre un total de 1.891 pruebas PCR realizadas el jueves, un número similar al de las jornadas anteriores. En total se han aplicado 36.134 de estos test desde que comenzara la pandemia, complementados por decenas de miles de pruebas rápidas con kits procedentes de China.

De las 50 nuevas infecciones, 45 corresponden a contactos de casos ya confirmados y en el resto no se ha logrado detectar la posible fuente de contagio.

Además, 36 de estos pacientes (el 72 %) se mostraban asintomáticos cuando se les realizó la prueba, por lo que el doctor Durán insistió en la necesidad de protegerse “con todas las medidas” y lamentó que aún hay ciudadanos que no siguen estrictamente los protocolos de aislamiento social y uso de mascarillas.

En los hospitales cubanos hay 7 personas en estado crítico (tres menos que en la víspera) y cuatro graves (sin variación), que se encuentran sometidas a terapia intensiva.

Además, 807 pacientes de la COVID-19 evolucionan sin complicaciones y otros dos fueron evacuados a sus países de origen en las pasadas semanas.

Mientras, 3.393 ciudadanos se encuentran ingresados en centros sanitarios al considerarse sujetos de riesgo, mientras 2.548 se clasifican como sospechosos de haber contraído el virus y otros 6.727 permanecen bajo vigilancia clínico-epidemiológica en sus hogares.

Cuba se clasifica en fase pre-epidémica con transmisión autóctona limitada, por lo que el Gobierno aplica fuertes medidas preventivas como la suspensión del transporte público, el cierre de fronteras salvo casos excepcionales y la clausura de las escuelas, los locales de ocio y los mayores centros comerciales.

Es imprescindible el uso de la mascarilla en espacios públicos y se han extremado las condiciones de aislamiento en puntos específicos del país donde se han detectado mayores focos de contagio,

También se ha instado a los ciudadanos a permanecer en sus casas y salir solo para lo imprescindible, aunque aún no se ha decretado el confinamiento domiciliario obligatorio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here