Buenos Aires.- El Gobierno argentino lanzará este viernes el estudio de vigilancia sanitaria para evaluar cómo avanza la pandemia de COVID-19 en la población mediante un testeo masivo en estaciones centrales del transporte público, anunciaron este jueves las autoridades sanitarias.

El Ministerio de Salud cuenta con 170.000 test serológicos, informó la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, quien aclaró que los resultados de estos kits “no tienen un rol en el diagnóstico de la portación del virus como sí lo tiene el de PCR, sino que permitirán definir qué proporción de la Argentina ha tenido contacto con el virus y ha generado anticuerpos”.

En una primera etapa, los análisis rápidos se realizarán a pasajeros del transporte público en las terminales Constitución, Retiro y Once de la ciudad de Buenos Aires, precisó la funcionaria.

Argentina registra 3.288 casos confirmados de coronavirus, de los cuales 159 fallecieron y otros 919 ya recibieron el alta médica, detalló hoy el subsecretario de Estrategias Sanitarias, Alejandro Costa, en el reporte matutino sobre la situación de la pandemia en medio de la cuarentena obligatoria que rige desde el 20 de marzo.

Hasta el momento se realizaron 41.786 test de COVID-19 en el país sudamericano, lo que arroja un promedio de 921 por cada millón de habitantes, con una tasa de positividad del 9,35 %.

El inicio del estudio epidemiológico a usuarios del transporte público que se presten voluntariamente a realizarse el test fue confirmado por el ministro de Salud, Ginés González García, en declaraciones al canal noticioso C5N.

En tanto, el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires informó que iniciará su investigación epidemiológica con test rápidos en el personal sanitario.

“Los testeos masivos vamos a empezarlos por los profesionales de la salud. Después vamos a avanzar sobre trabajadores en geriátricos, después podemos avanzar sobre policías. Testeos masivos a pasajeros en transporte público es en otra etapa, no es en esta etapa”, aseguró el vicejefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Diego Santilli, de diferente color político al del Ejecutivo nacional, en declaraciones a Radio Mitre.

El Gobierno evalúa en tanto prolongar el aislamiento social preventivo y obligatorio dispuesto hasta el 26 de abril, aunque con cierta flexibilización en algunas provincias que registran pocos casos de COVID-19.

La situación sanitaria será evaluada con expertos y autoridades, en medio de presiones desde distintos sectores para atenuar las restricciones con el fin de que se reactive la economía, en recesión desde hace dos años y casi paralizada desde hace más de un mes por la cuarentena.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí