Roma.- Más de 100.000 empresas en Italia están reabriendo, ya han reiniciado o nunca han dejado de producir, a pesar de no entrar en la lista de actividades permitidas en los decretos de cierre por el coronavirus, gracias a la posibilidad de pedir permisos a las delegaciones de Gobierno.

El diario italiano “La Repubblica” publica este lunes que hasta mediados de la semana pasada hubo 105.727 peticiones de continuación de la actividad a las delegaciones de Gobierno y solo se produjeron 2.296 medidas de suspensión.

El presidente de la región Toscana, Enrico Rossi, denunció en un mensaje en Facebook que “reabrir los negocios depende del Gobierno”, pero que “existe una gran contradicción con el hecho de que con una simple comunicación a las delegaciones de Gobierno, cientos de miles de compañías sin protocolos de seguridad están reabriendo (…) No es correcto decirlo de una manera y luego dejar que suceda en otra”.

La misma situación se está produciendo en Véneto, donde “la mitad de las empresas están abiertas”, según la estimación del presidente de Unioncamere (La Cámara de Comercio), Mario Pozza.

El diario romano explica que en Brescia y Bérgamo, dos de las provincias más afectadas por la pandemia, más de seis mil peticiones de reapertura fueron enviadas sin que se produjesen vetos.

Según el Instituto de Estadística nacional (ISTAT) a pesar del bloqueo, el 55 % de los trabajadores llegan a sus puestos todos los días.

En Basilicata, Sicilia y Calabria, el porcentaje es aún mayor y en Génova, Bolonia , Roma, Ancona, Milán, más del 60% de las actividades están abiertas, sin considerar el teletrabajo, señala Istat.

ABREN FINCANTIERI, LUXOTTICA, GUCCI, ENTRE OTRAS

Por ejemplo, el gigante de la construcción naval pública, Fincantieri anunció que reabre hoy gradualmente con las actividades más necesarias y con medidas de seguridad como mínima presencia del personal y repartidos en varios turnos y con toda la ‘logística’ de los trabajadores reprogramada reuniones, comenzando por las pautas de acceso y salida.

En la planta más grande de Fincantieri en Monfalcone (Gorizia), por ejemplo, se esperan menos de 700 personas respecto a los 7.000 empleados del grupo.

Otro grupo que ha anunciado su reapertura, aunque no entra en las actividades autorizadas por el Gobierno, es la marca de moda Gucci.

El grupo textil anunció que desde hoy reabre su laboratorio prototipo de artículos de cuero y calzado en Scandicci (Florencia), gracias a un acuerdo con los representantes de los trabajadores y también al asesoramiento del virólogo Roberto Burioni.

Las puertas también se abren en la planta de Electrolux en Porcia (región de Friuli-Venezia-Giulia) que, después del acuerdo con los sindicatos, obtuvo una derogación del delegado de Gobierno.

Hace varios días que también reabrió el grupo de óptica Luxottica y cerca de sus 3.000 empleados han regresado a las fábricas italianas, el 30% de la fuerza laboral.

En los próximos días también reabrirá la fábrica de Whirlpool, donde se ha firmado un protocolo de seguridad con los sindicatos.

Y también se ha firmado un acuerdo con los representantes de los trabajadores en Piaggio, donde también se reabrirá antes de que el Gobierno decrete la apertura.

EL MODELO GUCCI PARA REABRIR ANTICIPADAMENTE

Gucci ha presentado un programa de apertura que puede servir para modelo para el resto de compañías.

Lo primero fue alcanzar un acuerdo con los sindicatos para fortalecer el protocolo de Seguridad. gracias también al consejo del virólogo Roberto Burioni.

La reanudación de las actividades afectará sólo a un número limitado de empleados en la sede de ArtLab, el centro dedicado a la investigación y el desarrollo y al diseño y construcción de prototipos y muestras para artículos de cuero y calzado.

“Desde el comienzo de esta emergencia, incluso antes de que se produjera una pandemia oficial, la salud de las personas ha estado en el centro de todas las decisiones que hemos tomado. La salud de todos nosotros fue, es y siempre será, la prioridad absoluta de Gucci. Después de una cuidadosa consideración, tomamos la decisión de reabrir el prototipo ArtLab, de acuerdo con las organizaciones sindicales y garantizando el más alto nivel de seguridad y con todas las precauciones necesarias, definidas con la ayuda de científicos de probada competencia”, explicó en una nota Marco Bizzarri, presidente y Consejero delegado de Gucci.

Antes de reanudar la actividad, se ha producido el saneamiento completo de todos los espacios; se han dado cursos de información a los trabajadores sobre las medidas de prevención que se adoptarán al regresar y la invitación a los empleados a evitar los medios de transporte al favorecer sus propios medios de transporte.

Al entrar al centro de trabajo se producirá la medición de la temperatura corporal y a cada empleado se le proporcionará un equipo antiinfección que consta de tres máscarillas, 2 pares de guantes, y un par de gafas protectoras.

Cada empleado estará equipado con desinfectantes para mantener la limpieza de los lugares de trabajo y maquinaria, cuya limpieza y desinfección aún se garantizarán diariamente.

Además en el comedor, los vestuarios y las áreas de descanso se garantizará el distanciamiento social necesario y se desinfectarán diariamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here