México,  (EFE).- El entrenador Rodolfo Gómez, patriarca de la generación de mexicanos que ganaron los principales maratones del mundo a finales del siglo XX, calificó este sábado de descabellado anunciar el equipo olímpico de México para la prueba de 42 kilómetros 195 metros con más de un año de antelación.

“Me parece descabellado porque faltan demasiados meses; si los maratonistas designados fueran corredores con tiempos de 2h 07 lo podría entender, sería una estrategia, pero esos muchachos no tienen tiempos de primer nivel y necesitan superarse”, aseguró a Efe.

Esta semana la Federación Mexicana de Atletismo eligió de manera sorpresiva el equipo de maratón para los Juegos de Tokio, a pesar de que la World Athletic tiene abierto el periodo de clasificación hasta el 31 de mayo del próximo 2021.

La selección la integran el subcampeón panamericano Jose luis Santana con un tiempo de 2h 10:54, el medallista de bronce en la justa continental Juan Joel Pacheco (2h 10:58) y Jesús Esparza (2h 11:04), alejados de los 100 mejores del mundo.

Según Gómez, sexto lugar olímpico en Moscú 1980, la decisión deja fuera a por lo menos tres corredores con posibilidades de bajar de 2h 10 de ahora a mayo del año próximo, el doble finalista olímpico de 5.000 metros planos Juan Luis Barrios (2h 11:52), y los jóvenes Juan Mena (2h 13:08) y Patricio Castillo (2h 14:16).

“Barrios tiene toda la experiencia, a Mena y Castillo los entreno yo y están en posibilidades de correr 2h 10; de hecho iba a intentar hacerlo este mes en el maratón de Rotterdam, pero la competencia se suspendió por el coronavirus”, dijo.

Rodolfo Gómez fue el principal guía en los años 90 de atletas como Germán Silva, Andrés Espinosa y Adriana Fernández, campeones del maratón de Nueva York, Benjamín Paredes, segundo en esa competencia, Isidro Rico, segundo en Londres, y otros de la generación de grandes maratonistas mexicanos de esa época.

“Si en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 hubieran premiado por equipos, México hubiera ganado oro porque Silva terminó sexto, Paredes, octavo y Dionicio Cerón, decimoquinto. Eso sucedió porque hubo una planificación. Hay un mar de diferencia de calidad entre aquellos corredores y los de ahora”, observó.

Rodolfo señaló que Santana, Pacheco y Esparza son competidores con margen de mejoría y no merecen críticas porque fue la Federación la que los colocó de manera adelantada en el equipo, pero sugirió que deben tratar de mejorar sus tiempos.

Para el entrenador, lo ideal hubiera sido que le hubieran respetado los registros al trío de clasificados pero hubieran permitido a los demás buscar su lugar a los Olímpicos y que los mejores tres de México al cierre de la fecha de clasificación fueran a Tokio.

La nominación por adelantado del equipo olímpico de maratón para Tokio causó revuelo esta semana en el medio del atletismo de México porque la decisión tuvo que ver con la imposición del presidente de la Federación, Antonio Lozano, más que con un proceso lógico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí