Nueva York.- El precio del petróleo de Texas (WTI) abrió este miércoles con una bajada del 2,73 %, hasta los 19,58 dólares el barril, por la percepción en los mercados de que el exceso de suministro como consecuencia de caída histórica de la demanda provocada por el COVID-19, que los analistas auguran que será persistente en el tiempo a pesar de los recortes de la OPEP.

A las 9:15 hora local (13:15 GMT) el barril restaba 0,53 centavos de dólar con respecto a la sesión previa del martes, cuando el barril se desplomó más de un 10 % por las mismas razones.

Los precios del petróleo bajaban el miércoles y los inversores centraban sus miradas en el pronóstico de la Agencia Internacional de Energía, que prevé una caída de 29 millones de barriles por día (bpd) en la demanda de petróleo en abril, niveles no vistos en 25 años, y apuntó que ningún recorte en la producción podría compensar por completo las caídas a corto plazo a las que se enfrenta el mercado.

Sin embargo sí señaló que el acuerdo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y el fin de la guerra de precios entre Rusia y Arabia Saudí “es un buen comienzo”.

A la par, el Instituto Americano del Petróleo dijo en su informe publicado ayer que los inventarios de crudo aumentaron en 13,1 millones de barriles, más de lo que se esperaba en los mercados, que hoy recibirán también los datos del departamento de Energía del gobierno federal.

Los analistas apuntan a que los mercados continúan “digiriendo” el acuerdo alcanzado en la última reunión de la OPEP y sus aliados pero según los expertos los comportamientos de los precios indican a que es necesario tomar más medidas para compensar los desequilibrios.

“A menos que haya más medidas para frenar la producción, los almacenamientos en todo el mundo se llenarán en los próximos meses, lo que aún puede obligar a muchas instalaciones a enfrentar cierres y bajar aún más los precios. Por ahora, el acuerdo de la OPEP + solo ha logrado posponer el problema y comprar a los productores tiempo para prepararse”, opinó el jefe de mercados de Rystad Energy, Bjornar Tonhaugen.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí