Nueva York.- El precio del petróleo de Texas (WTI) abrió este lunes con una subida del 1,05 %, hasta los 23 dólares el barril, gracias al histórico recorte en la producción mundial de crudo que sellaron este domingo a última hora y tras largas negociaciones la OPEP y sus principales aliados con el objetivo de paliar la baja demanda a raíz de la pandemia del COVID-19.

A las 9:15 hora local (13:15 GMT) el barril sumaba 24 centavos de dólar con respecto a la sesión previa del jueves, cuando se desplomó un 9,29 %, ya que el viernes fue festivo en Estados Unidos.

El precio del crudo ha vuelto a terreno positivo, aunque menos de lo esperado por los inversores, tras el anuncio del mayor ajuste de la producción de petróleo en la historia, de 9,7 millones de barriles por día (bpd), el 10 % de la producción mundial.

La medida cumplió las expectativas más pesimistas en torno a la reunión, puesto que algunos analistas apuntaban a la posibilidad de que se llegase a un recorte de en torno a 15 o 20 millones de bpd.

Uno de los mayores escollos de las negociaciones, que han durado varios días, fue la intensa negativa de México a recortar su bombeo en 400.000 bpd, y finalmente lo hará en unos 100.000.

El primer recorte de 9,7 millones se empezará a implementar el próximo 1 de mayo y se extenderá hasta finales de junio.

A partir de esa fecha se reducirá a 7,7 millones bpd desde julio hasta finales de 2020, y a 5,8 millones desde enero de 2021 hasta abril de 2022.

Asimismo, está previsto que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) vuelva a reunirse con sus principales socios el próximo 10 de junio para determinar si es necesario tomar medidas adicionales, según cómo evolucione la crisis económica y, sobre todo, la demanda de combustible.

La consultora energética Rystad Energy apuntaba este lunes en una nota que la subida después del acuerdo no ha sido especialmente pronunciada porque los precios del petróleo ya estaban en sus máximos niveles posibles en este contexto antes de la reuniones de la OPEP y el G20, debido al entusiasmo en los mercados por una posible solución a la crisis.

“Los recortes de dichos niveles no son suficientes para recuperar niveles de precios más saludables y solo son suficientes para mantener los precios en gran medida sin cambios. El mercado se ha debilitado hasta el déficit de la demanda y no se dispararán más los precios”, expresa el equipo de Rystad Energy.

Los analistas aseguran que solo si algunos países del G20 se suman al ajuste y logran recortar otros 10 millones de bpd se podría esperar una “recuperación relativa de los precios”.

En lo que va de año, los precios del WTI han caído más de un 60 %.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, expresó a través de Twitter su satisfacción por el acuerdo alcanzado y felicitó tanto a Arabia Saudí como a Rusia.

“El gran recorte de petróleo de la OPEP está hecho. Esto salvará cientos de miles de puestos de trabajo en el sector energético de Estados Unidos. Me gustaría agradecer y felicitar al presidente de Rusia, Vladimir Putin, y al Rey Salmán de Arabia Saudí. Acabo de hablar con ellos desde el despacho oval. Gran acuerdo para todos”, tuiteó el presidente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here