Washington.- El cierre de una importante planta del gigante cárnico Smithfield Foods en Estados Unidos debido al impacto del coronavirus plantea problemas para el suministro de carne en el país, según advirtió la empresa.

Smithfield, que es subsidiaria del Grupo WH de China, el principal conglomerado de carne porcina del mundo, anunció en un comunicado que su planta de Sioux Falls, situada en Dakota del Sur, permanecerá cerrada hasta nuevo aviso.

Dicha instalación es una de las mayores destinadas al procesamiento de porcino en EE.UU., emplea a 3.700 personas y representa hasta un 5 % de la producción porcina estadounidense.

La compañía ha asegurado que el cierre de esa y otras plantas en el país está “peligrosamente poniendo al límite el suministro de carne”, ya que resulta imposible mantener sus tiendas abastecidas si dichas instalaciones no funcionan.

La medida también tendrá repercusiones negativas para otros actores de la cadena, incluidos los productores, que “no tienen dónde mandar sus animales”, según el presidente de Smithfield, Kenneth Sullivan.

El directivo ha argumentado que muchos empleados de las plantas cárnicas en Estados Unidos se han visto afectados por el nuevo coronavirus, si bien han mantenido el funcionamiento de sus instalaciones para garantizar el suministro de alimentos.

Smithfield, que está realizando inventarios en la planta de Sioux Falls antes de su cierre completo, ha afirmado que reanudará las operaciones cuando las autoridades se lo permitan.

La procesadora cárnica china Shuanghui Group -conocida actualmente como Grupo WH- adquirió en 2013 la estadounidense Smithfield Foods, una de las mayores empresas que integran el sector cárnico del mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí