México.- La pandemia del COVID-19 provocó una Semana Santa atípica en el norte de México sin la oleada de estadounidenses que cada año cruzan la frontera para disfrutar de las playas durante estas fechas y de mexicanos residentes en Estados Unidos que regresan a su país para visitar a familiares.

Frente al riesgo de que aumentaran los contagios del coronavirus SARS-CoV2, que produce la enfermedad COVID-19, los Gobiernos de México y de Estados Unidos acordaron el 20 de marzo cerrar la frontera común a los viajes de ocio y mantenerla abierta para el comercio y la asistencia sanitaria.

Además, en lugares como Ciudad Juárez (Chihuahua), fronterizo con El Paso (Texas), se establecieron controles de temperatura a quienes cruzaran la aduana para detectar la enfermedad, que afecta a medio millón de personas en Estados Unidos y a cerca de 4.000 personas en México.

“Había un riesgo latente porque solo en California hay más de 20.000 personas contagiadas”, explicó a Efe el investigador de El Colegio de la Frontera Norte (Colef), José María Ramos.

El cruce de personas de México hacia Estados Unidos se ha reducido en las últimas semanas un 80 %, de las 80.000 personas que cruzaban diariamente por la mexicana ciudad de Tijuana (Baja California) a la estadounidense San Diego (California).

MEXICANOS QUE REGRESAN DE ESTADOS UNIDOS

Mientras que el flujo de turistas estadounidenses se ha reducido al mínimo, el investigador apuntó que es probable que mexicanos residentes en territorio estadounidense hayan cruzado la frontera en las últimas semanas huyendo de la pandemia en Estados Unidos, el país del mundo más afectado por la enfermedad.

En ese sentido, Ramos criticó que el acuerdo de cierre parcial de la frontera no estableció desde el principio la obligatoriedad de hacer controles sanitarios para detectar la COVID-19 en las aduanas.

“En toda la frontera, México no estableció al inicio este ‘muro sanitario, a excepción de los cruces de Nogales-Arizona y Nogales-Sonora, donde ciudadanos mexicanos bloquearon los pasos para evitar que ingresaran personas de Estados Unidos a México”, relató.

Ramos estimó que durante esta pandemia, de un 20 al 30 % de mexicanos residentes en Estados Unidos podrían cruzar la frontera por creer que estarán más seguros del lado mexicano junto a sus familiares.

Sin embargo, en los puntos fronterizos no se detectaron las habituales colas de varias horas que había tradicionalmente en ambos lados de la frontera común, considerada la más utilizada del mundo y con un comercio de un millón de dólares por minuto.

El gobernador del estado del fronterizo estado de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, conocido como ‘El Bronco’, llegó a pedir a los mexicanos que viven en Estados Unidos que no regresen durante estas fechas y advirtió que en su región pondrían en cuarentena a todos los visitantes.

“Que se queden en Estados Unidos, no vengan, eso es lo que yo les digo, quédense allá, no se arriesguen y no vengan a arriesgar a los mexicanos que estamos acá, Estados Unidos tiene un problema”, dijo el gobernador de Nuevo León, cuya capital es Monterrey,

EVITAR VIAJES DE SEMANA SANTA

Desde que aumentó el número de contagios en Estados Unidos, el Gobierno mexicano ha hecho varios llamamientos a sus ciudadanos a “evitar viajes no esenciales” de y hacia Estados Unidos.

“Se exhorta nuevamente a todas las personas mexicanas a evitar viajes internacionales por motivos recreativos o de turismo, en particular, entre México y Estados Unidos”, apuntó la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México en un comunicado.

La SRE explicó que a los connacionales que residen en el exterior de forma permanente, “en especial en Estados Unidos, se les solicita cumplir las instrucciones de las autoridades locales” y se recomienda ampliamente permanecer en casa y evitar todo tipo de desplazamiento internacional, incluido a México.

También exhortó “a aquellos mexicanos con residencia permanente en Estados Unidos, que buscan reunirse con sus familiares, a detener temporalmente los viajes no esenciales hacia nuestro país”.

Hasta este viernes, 233 personas han muerto en México por el coronavirus y el numero de contagiados se eleva a 3.844, según las autoridades sanitarias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here