Sao Paulo.- Sao Paulo prorrogó 15 días la cuarentena decretada para frenar el avance de la COVID-19, mientras el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, desafía las recomendaciones de las autoridades sanitarias y de su propio ministro de Salud, a quien decidió mantener en el cargo tras un duro pulso.

En su rueda de prensa diaria, el gobernador del estado más populoso de Brasil, Joao Doria, compareció hoy junto a un grupo de médicos para justificar el aislamiento social y determinar la prolongación de la cuarentena decretada hace dos semanas hasta el próximo 22 de abril.

Sao Paulo, que tiene cerca de 46 millones de habitantes -el 22 % de la población brasileña-, es el epicentro de la epidemia en Brasil, con 304 de los 553 fallecimientos por coronavirus en el país y 4.861 de los más de 12.000 casos confirmados hasta el momento.

Consciente de las cifras, Doria reforzó las restricciones, reafirmó su confianza en la “ciencia” para combatir la pandemia y condenó a aquellos que “propagan el odio” y anteponen sus intereses a la preservación de las vidas, en una crítica velada a Bolsonaro, uno de los más escépticos sobre la gravedad del virus.

En medio de un cruce de acusaciones que se arrastra desde hace varias semanas, el gobernador de Sao Paulo ahondó en la llaga y destacó las fisuras abiertas en el seno del Gobierno debido a las divergencias entre el presidente y algunos de sus ministros, especialmente el de Salud, el médico Luiz Henrique Mandetta.

Bolsonaro, que en ocasiones llegó a calificar al coronavirus de “gripecita”, llegó a insinuar la posibilidad de destituir al ministro, lo que dio lugar a una ola de conjeturas sobre su eventual salida.

No obstante, tras una reunión mantenida con Bolsonaro este mismo lunes, Mandetta confirmó que permanecerá en el cargo y aseguró que será la “voz de la ciencia” durante su gestión en la lucha contra la COVID-19.

“Defienden el aislamiento (los ministros) Mandetta; el de Justicia, Sergio Moro; el de Hacienda, Paulo Guedes; Hamilton Mourao (vicepresidente), el centro de estudios del Ejército y la mayoría de los médicos y científicos. ¿Es posible que todos estén equivocados?”, indagó Doria al cuestionar el discurso negacionista del mandatario brasileño.

“¿Es posible que la ciencia mundial está equivocada” y que “un único presidente de la República en el mundo tenga razón?”, agregó.

“¿ESTÁN PREPARADOS PARA CARGAR EL ATAÚD DE LAS VÍCTIMAS?”

Desde que estalló la crisis en Brasil, Bolsonaro ha criticado duramente las medidas restrictivas impuestas en mayor o menor grado por los gobernadores de los 27 estados del país y ha desobedecido en diversas ocasiones las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Tras participar en una manifestación a favor del Gobierno y salir a las calles para escuchar las “demandas” de los brasileños, el gobernante participó este domingo en una oración colectiva a las puertas del Palacio de la Alvorada, su residencia oficial en Brasilia, para combatir el coronavirus.

“A aquellos que incentivan la vida normal (…) les pregunto: ¿Ustedes están preparados para firmar los atestados de óbitos de brasileños y cargar los ataúdes de las víctimas del coronavirus?”, señaló Doria en uno de sus discursos más duros en las últimas semanas.

En ese sentido, el gobernador de Sao Paulo subrayó que no cederá a las presiones y anunció que a partir de ahora la policía actuará “para dispersar” cualquier aglomeración de personas en caso de que sea necesario.

“Ninguna aglomeración de ninguna especie en ninguna área o ciudad del estado de Sao Paulo será admitida”, recalcó.

El apelo de Doria se produjo un día después de que un centenar de seguidores del presidente de Brasil rompiera el confinamiento y saliera a las calles de Sao Paulo para exigirle al gobernador que levante las restricciones.

“Vamos a proteger vidas y, después de salvar vidas, salvaremos a la economía”, recalcó Doria este lunes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí