Santo Domingo.- Un recluso murió la noche de este viernes en la Penitenciaría Nacional de La Victoria, el segundo reo de la más poblada cárcel del país en esta misma semana, según confirmaron hoy fuentes oficiales.

“Tenemos la información de que un interno falleció anoche en la Penitenciaría de La Victoria y en estos momentos personal del Ministerio de Salud Pública y de la Dirección General de Prisiones proceden a aislar a quienes han tenido contacto con el fallecido”, dijo a Efe Julieta Tejeda, directora de Comunicación de la Procuraduría General de la República.

La funcionaria agregó que aún no se conoce el nombre, la edad ni los delitos del recluso, porque se está a la espera de un informe detallado por parte de las autoridades del penal ubicado en la comunidad del mismo nombre en Santo Domingo Norte.

Tejada dijo, además, que al igual sucedió con el anterior reo fallecido, las autoridades sanitarias le practicaron al cadáver la prueba del coronavirus para determinar si murió o no por esa causa.

Aseguró que aún la Procuraduría General de la República no ha obtenido los resultados practicados al primer recluso muerto.

Este miércoles, la Dirección General de Prisiones (DGP) confirmó que un interno de la Penitenciaría Nacional de La Victoria falleció al llegar a un centro de salud al que fue trasladado por las autoridades de dicho penal para recibir asistencia médica.

Las autoridades informaron de que se ha procedido a hacerle las pruebas de COVID-19 al cadáver del recluso para “descartar” que la causa de fallecimiento haya sido por el virus.

En ese sentido, también informaron de que, como medida preventiva, se ha procedido a aislar a las demás personas que tuvieron contacto con el interno fallecido, identificado como Israel De La Cruz Rodríguez.

El comunicado destacó ese día que las autoridades ofrecerán un informe ampliado con los detalles del deceso del privado de libertad, que sería dado a conocer al día siguiente.

El martes pasado, el Ministerio Público informó de que, ante la epidemia del coronavirus, las solicitudes provisionales de prisión domiciliaria solo se aplicarán a los reos de más de 60 años o a los que tengan condiciones de salud crónicas como diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares o respiratorias severas, así como enfermedades terminales, incluyendo la tuberculosis avanzada y el VIH-Sida.

La Procuraduría General de la República dijo en nota de prensa que no están incluidos en estas medidas, los internos acusados de violencia de género, intrafamiliar o sexual, narcotráfico o aquellos que pudieran conllevar un trastorno social en su ejecución.EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí