Guatemala.- Un total de 435 europeos, en su mayoría franceses, abordaron este lunes un avión para salir de Guatemala hacia el aeropuerto Charles de Gaulle, en París, Francia, apoyados por su embajada, en medio de la emergencia sanitaria del SARS-CoV-2 (coronavirus).

Un avión de la aerolínea Evelop aterrizó la mañana del lunes en el Aeropuerto Internacional La Aurora, al sur de la capital guatemalteca, para recoger a los franceses que decidieron volver a su país, bajo una tarifa especial de 350 euros (unos 390 dólares), según confirmaron varias fuentes oficiales y diplomáticas.

El viaje fue coordinado por el embajador de Francia en Guatemala, Jean François Charpentier, y su equipo, quienes les desearon un buen viaje a los repatriados, como publicó la cuenta oficial de Twitter de la misión diplomática en el país centroamericano.

La embajada francesa detalló que en el avión también volvieron ciudadanos de otros países de Europa que estaban en Guatemala, aunque no se precisó las nacionalidades ni la cantidad.

La Dirección General de Aeronáutica Civil guatemalteca, que acompañó todo el proceso de repatriación de los ciudadanos europeos, confirmó el vuelo de la aeronave y anunció también que el domingo fueron enviados a su país ciudadanos alemanes, italianos y canadienses.

Estos vuelos de rescate, que se han realizado en todo el mundo, se han hecho para que las personas “regresen a casa para encontrarse con su familia y amigos y para cuidarse durante esta pandemia”, como aseguró el domingo la embajada de Canadá en Guatemala en una publicación de Twitter.

Guatemala ha registrado hasta este lunes un total de 36 casos positivos por el coronavirus, de los cuales 10 se han “recuperado” al dar negativo en pruebas posteriores y tras cuidados de reposo en hospitales, mientras que un hombre de 57 años permanece en estado delicado y otro, de 85 años, falleció el pasado 15 de marzo.

Para paliar la emergencia sanitaria por la pandemia de la enfermedad COVID-19, el Gobierno de Guatemala decidió desde el pasado 16 de marzo reducir las actividades empresariales, suspendió el transporte público urbano y en el interior del país y una semana más tarde decretó un toque de queda de 12 horas al día.

Ese mismo 16 de marzo Guatemala cerró también oficialmente sus fronteras por el coronavirus.

El toque de queda, que va de las cuatro de la tarde a las cuatro de la mañana, ha provocado la aprehensión de 4.775 personas que han violado la disposición presidencial, tras una semana de su aplicación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí