Soacha (Colombia).- El Ejército y un grupo de voluntarios de la Fundación Fuerza Verde Colombia entregaron este lunes dotaciones de alimentos a familias vulnerables de Soacha, localidad aledaña a Bogotá, afectadas por la cuarentena declarada en el país hasta el próximo 13 de abril por el coronavirus.

“Trabajamos con el Ejército y tenemos programas específicos dirigidos a la población joven y hoy estuvimos aquí entregando alimentos que recibimos como donación para familias de varias comunas”, dijo a Efe Luz Esther Restrepo de la Fundación Fuerza Verde Colombia.

Desde que comenzó la cuarentena el pasado 25 de marzo, los militares también han ayudado a adecuar instalaciones médicas, hospitales de campaña y alojamientos de aislamientos, así como fabricado mascarillas y entregado mercados para las poblaciones más vulnerables, entre ellas los migrantes venezolanos.

“Soy venezolana, nosotros vivimos en arriendo, tenemos niños pero no podemos salir a trabajar. Estos días he pasado hambre porque no tengo comida”, dijo a Efe una ciudadana venezolana que vive en Soacha.

Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), el número de venezolanos que han abandonado su país a raíz de la crisis ha superado los cuatro millones, de los cuales más de 1,4 millones están en Colombia.

AYUDAS DE LA FUERZA ARMADA

Fundaciones, organizaciones sin ánimo de lucro y el Ejército se han unido para ayudar a mitigar las necesidades básicas de millones de colombianos afectados por las medidas que se han tomado en el país para controlar la propagación del COVID-19, del que ya hay 798 casos confirmados.

“Hacemos un acompañamiento a la comunidad por intermedio de la fundación para llevarle el apoyo al personal más necesitado por esta situación del COVID-19”, dijo a Efe el oficial de operaciones del Batallón de Policía Militar #13, mayor Marco Antonio Molina.

A través de jornadas de recolección, las fundaciones y entidades benéficas reúnen elementos básicos para ayudar a aquellos colombianos que viven de actividades informales, principalmente en las calles del país, y que por cuenta del aislamiento voluntario no tienen cómo trabajar.

“Nuestros vehículos se pueden utilizar para movilizar las donaciones y nuestros soldados ayudan a entregar los mercados a la comunidad más necesitada”, detalló el mayor Molina.

Durante el periodo de aislamiento, el Ejército ha abastecido con agua potable a cientos de colombianos, ha facilitado jornadas de capacitación y prevención en las regiones del país más vulnerables y espera seguir contribuyendo en las poblaciones con más necesidades insatisfechas.

Para contener el avance de la pandemia el Gobierno colombiano tomó una serie de medidas que restringen la movilización y concentración de personas, de la cual la más drástica es una cuarentena nacional de 19 días que comenzó el 25 de marzo y concluirá el 13 de abril.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí