Islamabad.- Pakistán mantiene las mezquitas abiertas, aunque con menor asistencia, a pesar de haber superado este miércoles los 1.000 casos de coronavirus, un aumento de contagios en este país de 207 millones de habitantes incluso después de imponer medidas como la prohibición de salir de casa.

“Las mezquitas están abiertas a lo largo del país en estos momentos y la gente está acudiendo”, dijo a Efe Qibla Ayaz, presidente del Consejo de Ideología Islámica de Pakistán, una institución asesora de las autoridades de la nación, donde el 96 % de la población es musulmana.

Portavoces de Policía de las provincias de Punjab, con casi 100 millones de habitantes, y Sindh, con unos 47 millones, confirmaron a Efe que la gran mayoría de los templos religiosos continúan abiertos ya que no se han dado órdenes para su cierre, aunque la afluencia de personas se ha reducido.

La apertura de las mezquitas se mantiene aunque el país alcanzó hoy los 1.000 casos de coronavirus, tras la realización de poco más de 6.000 test, y siete muertes, según datos del Gobierno.

A pesar de la negativa de aplicar un confinamiento nacional por parte del primer ministro, Imran Khan, todas las provincias implantaron a principios de semana cuarentenas más o menos laxas.

Además, se ha suspendido el servicio de trenes en todo el territorio, el de vuelos internacionales y nacionales, y se han cerrado las fronteras terrestres con China, Afganistán, la India e Irán, puerta de entrada del virus en el país.

UN ASUNTO DELICADO

Aún así, el cierre de mezquitas es un asunto delicado en un país profundamente religioso. Y las autoridades religiosas están buscando modos de evitar que los fieles acudan, sin anunciar un cierre oficial.

“No podemos usar el término cierre de las mezquitas porque heriría los sentimientos (de las personas). Diremos que siguen abiertas y encontraremos medios para que la gente rece en casa”, explicó Ayaz.

El líder religioso indicó que mañana jueves comenzarán reuniones de los principales clérigos del país con el presidente de la nación, Arif Alvi, para estudiar la cuestión.

PUNTOS DE CONTAGIO

Los centros y congregaciones religiosas ya se han confirmado como puntos de contagio.

La localidad de Bhara Kahu de la capital ha sido sellada esta mañana después de varios casos positivos tras rastrear a 13 clérigos que la visitaron después de participar en una gran congregación religiosa en la ciudad de Lahore con unas 250.000 personas, dijo a Efe el comisionado adjunto de la zona, Asad Ullah.

Líderes islamistas, por su parte, se niegan al cierre de los templos religiosos.

“Incluso cuando hay una guerra y el enemigo está frente a ti, no puedes suspender los rezos. No estamos en esa situación y podemos rezar en las mezquitas”, dijo a Efe el portavoz del partido islamista Tehreek-e-Labbaik Pakistan (TLP), Ijaz Ashrafi.

El islamista advirtió de que si se anuncia el cierre de las mezquitas podrían tomar medidas contra ello.

Muchos otros países de mayoría musulmana, entre ellos Arabia Saudí, han suspendido los rezos en las mezquitas para prevenir los contagios por el virus.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí