Santo Domingo.- El movimiento Bien Común exigió este jueves la “renuncia inmediata” de monseñor Agripino Núñez Collado y de Iraima Capriles de la presidencia y dirección ejecutiva, respectivamente, del Consejo Económico y Social (CES) al afirmar que fueron designados “a dedo” en 2005 por un decreto del entonces presidente Leonel Fernández.

Asimismo, solicitaron el “retiro inmediato” del diálogo que organiza el CES del ministro Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta, así como del presidente y el secretario del PLD, Temístocles Montas y Reinaldo Pared Pérez, por son “políticos mañosos señalados en escándalos de corrupción y manejo irregular de recursos públicos”.

En un comunicado, Bien Común exigió también la reestructuración del CES con el propósito de incluir una mayor representación social, tras considerar que apenas un 17 % de su membresía actual son mujeres y menos del 5 % son jóvenes, ninguno de estos proveniente de movimientos juveniles.

El movimiento exigió sacar el diálogo de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) y trasladarlo a la Plaza de la Bandera, porque la academia “representa los intereses de apenas una parte minoritaria de la sociedad”.

Un quinto planteamiento, es que las propuestas que realicen los jóvenes dentro del diálogo sean vinculantes, no solo consultivas.EFE

También te podría interesar:   El exiliado cubano Máximo Alvárez interviene hoy en la convención republicana

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.