Trump endurece los viajes al país tras el primer muerto por coronavirus en EE.UU.
Trump endurece los viajes al país tras el primer muerto por coronavirus en EE.UU.

Washington/Miami. (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, endureció los viajes al país tras la muerte este sábado del primer paciente por coronavirus en el país, al prohibir la entrada de todos aquellos que hayan visitado Irán en los últimos 14 días y no descartó restringir el acceso también por la frontera con México.

Trump aseguró que actualmente hay 22 pacientes detectados por el sistema sanitario en EE.UU., cuatro de ellos están “muy enfermos” y 15 se han recuperado por completo o están en diferentes fases de su sanación, por lo que se les permitió regresar a sus hogares.

Tras conocer la noticia de la primera víctima en América, donde se han confirmado un caso en Brasil y cuatro en México, Trump ordenó prohibir la entrada a Estados Unidos de todos aquellos que hayan visitado Irán en los últimos 14 días.

Además, aseguró que está evaluando “muy en serio” imponer restricciones de entrada a su país por la frontera con México, donde este sábado el Gobierno de Coahuila, estado del noreste mexicano, confirmó este sábado el cuarto caso de coronavirus en el país.

Estos anuncios se vienen a sumar al anuncio el pasado 2 de febrero de vetar la entrada a Estados Unidos a los extranjeros procedentes de China para evitar que se propagase el coronavirus por el país.

Trump aseguró este sábado que esa “pronta” medida de su Gobierno “salvó vidas” y que, a pesar de la gran oposición inicial, se trató de una decisión “sabia” que supuso una ralentización de la propagación del virus en EE.UU.

Ante la actual situación, el vicepresidente, Mike Pence, nombrado por Trump máximo responsable de las operaciones para controlar la expansión del virus, pidió calma y aseguró que el “ciudadano promedio” no debe preocuparse y salir a comprar máscaras debido al coronavirus.

En este sentido, las autoridades sanitarias aseguraron que en estos momentos el riesgo de epidemia es “bajo”, aunque reconocieron que es una situación que puede “cambiar rápidamente”.

Por ello, Pence recomendó no visitar zonas de Italia y Corea donde hay brotes de esta enfermedad, mientras que los CDC elevaron sus aviso e instan a evitar “viajes no esenciales” a estos dos citados países, más Irán y China.

La primera víctima en EE.UU. murió la pasada noche en el estado de Washington, indicó Trump en una conferencia de prensa en la Casa Blanca convocada poco después de que se conociera la noticia del fallecimiento y tras una sesión informativa con su grupo de trabajo sobre coronavirus.

“Era una mujer maravillosa, una paciente de alto riesgo, de unos 50 años”, dijo Trump.

Sin embargo, el doctor Jeffrey Duchin, del departamento de Salud del Condado de King, donde se asienta la ciudad de Seattle, indicó que el fallecido es un hombre de 50 años con una condición médica previa que le situaba en los grupos de riesgo.

Posteriormente, los CDC reconocieron en un comunicado que habían identificado erróneamente a la paciente como mujer en la sesión informativa con el presidente y el vicepresidente.

El centro médico Evergreen, donde este viernes fueron internados dos casos de coronavirus, indicó en un comunicado que la persona fallecida llegó al hospital con “serios problemas respiratorios”.

El otro caso permanece aislado y continúa recibiendo tratamiento médico, indicó el hospital.

Duchin dijo en total hay dos casos confirmados en el estado de Washington, una mujer de unos 40 años que trabaja en una residencia de ancianos donde reside una septuagenaria que también dio positivo en las pruebas de laboratorio al COVID-19.

La mayor preocupación para las autoridades locales es el “brote” en esta residencia, donde trabajan 180 personas y residen un centenar de ancianos, de los cuales unos 70 tienen “serias condiciones” médicas.

Los funcionarios dijeron que aproximadamente 27 de 108 residentes y 25 de los empleados tienen algún tipo de síntoma y están siendo examinados.

El gobernador de Washington, Jay Inslee, declaró el estado de emergencia en la región en respuesta a los nuevos casos de COVID-19, ordenando a las agencias estatales que usen todos los recursos necesarios para prepararse y responder al brote.

“Esto nos permitirá obtener los recursos que necesitamos”, dijo Inslee. “Este es un momento para tomar medidas proactivas de sentido común para garantizar la salud y la seguridad de quienes viven en el estado de Washington, donde se diagnosticó el primer caso de coronavirus en EE.UU. el pasado 21 de enero”.

Este viernes, los CDC informaron de cuatro posibles nuevos casos de coronavirus en EE.UU., dos en el estado de Washington, uno en Oregón y otro en California, tres los cuales eran de fuente desconocida, pues los pacientes no habían realizado viajes ni estado en contacto con alguna otra persona que se sepa está enferma.

A los 22 casos detectados en Estados Unidos hay que añadir las tres personas que fueron trasladadas desde China, donde se les diagnosticó la enfermedad, y 44 más que estaban a bordo del crucero Diamond Princess, que estuvo anclado en Japón y que fueron repatriadas al país la pasada semana tras desembarcar del buque.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here