Madrid.- Costa Rica se estrena este año como nominada en los Premios Goya del cine español y lo hace con “El despertar de las hormigas”, una película tierna en su concepto y dura en su fondo, una historia feminista que Antonella Sudasassi cuenta desde sus recuerdos personales.

Surge de la observación de su entorno, de las mujeres de su enorme familia, su abuela, sus tías. “Ellas ahí para complacer a los otros”, explica a Efe Sudasassi, que se sorprendía de “ver a estas mujeres lideres de familia, que no se hacía nada si no daban permiso, pero ellas siempre estaban haciendo lo imposible para complacer a los demás”.

A partir de ahí comenzó una búsqueda para mostrar el día a día, las cosas pequeñas que van generando la presión en una mujer como Isabel, la protagonista de la película.

Casada y con dos hijas, vive en una zona rural, cuida de su familia, trabaja como costurera y soporta a un marido que gestiona un dinero que él no gana, que la fuerza a mantener relaciones sexuales aunque no le apetezca y ni siquiera sabe dónde se guardan los cubiertos.

Sudasassi quería mostrar cómo esa mujer comenzaba a dudar, a pensar que no quería hacer lo que se esperaba de ella y a cuestionarse qué quería ser y adónde quería llegar.

Una situación muy habitual en Costa Rica. “Varían los contextos pero no podemos dejar de lado que todavía que seguimos siendo muy conservadores, hay movimientos religiosas que están retomando mucha, mucha fuerza en zonas rurales, y se echan tres pasos para atrás en las conquistas que se han dado”, reflexiona.

Ella además quería aportar una visión diferente en la situación actual en todo el mundo, en la que se repiten las denuncias por violencia pero se obvia los problemas cotidianos.

“Los reclamos que se están haciendo en la calle son sobre violencia explícita, violaciones y asesinatos, ¡es el colmo que estemos reclamando que no nos maten ni nos violen!”, se lamenta.

Por eso su película “habla de violencia que se queda entre las cuatro paredes de la casa, situaciones que están muy normalizadas”. Y agrega: “siempre tuve la duda de si las personas que ejercen la violencia se dan cuenta”.

Hace dos años en su país hubo agrupaciones de padres de familia que cerraron escuelas con candados para impedir que se implementara una guía de educación sexual para los estudiantes.

“Parece que hemos conquistado un montón, pero cuando pensamos en los cambios, todo se da muy lento y mucho más lento de lo que nosotros quisiéramos”, afirma.

Eso es lo que cuenta su película, un proyecto que le ha costado cinco años de trabajo en un país en el que no hay Ley de Cine y escasos fondos para financiar, así que logró acabarlo con una coproducción con España.

Pero pese a las complicaciones, está muy contenta de que el cine costarricense esté creciendo y de que sean muchas las directoras que están haciendo películas con proyección internacional.

Por eso es tan importante estar nominada al Goya. “Es un honor muy grande, me siento muy feliz por el equipo, es un reconocimiento al trabajo que hicimos. No hay recursos y es difícil hacer cine en Costa Rica y en muchos países de Latinoamérica, pero sí hay pasión”.

Nerviosa ante la gala que se celebrará mañana, solo ha visto “Monos” (Colombia) en un festival, pero no las otras dos nominadas – “La odisea de los giles” (Argentina) y “Araña” (Chile)- porque no han pasado por Costa Rica.

“Cuesta mucho ver cine latino, las únicas vitrinas son los festivales”, señala Sudasassi, que apunta a la distribución como la gran asignatura pendiente del cine latinoamericano.

Su filme ha pasado por más de 45 festivales y ha conseguido 12 premios, ha sido muy bien recibido y ha superado todas sus expectativas, pero apenas ha sido visto en los países latinoamericanos. Espera que su presencia en los Goya ayude a cambiarlo.

Y que ayude a sus siguiente proyecto, el cierre de una trilogía que comenzó con un corto sobre el despertar sexual en la niñez, continuó con “El despertar de las hormigas” y finalizará con un documental sobre la sexualidad en las mujeres de más de 65 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí