Santo Domingo,  El Centro para la Observación Migratoria y Desarrollo Social en el Caribe (OBMICA) presentó este martes un estudio sobre la trata interna de mujeres, niñas, niños y adolescentes en República Dominicana con el que se pretende ayudar a visibilizar y prevenir este fenómeno.

El estudio, elaborado con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), fue realizado el año pasado por los investigadores sociales Tahira Vargas y Segundo Maldonado.

La investigación recoge los casos de 25 víctimas de trata y cuenta también con el testimonio de una quincena de tratantes.

Si bien el 70 % de las víctimas son mujeres, el estudio sobre la “Trata interna de mujeres, niñas, niños y adolescentes en República Dominicana” recoge abusos que afectan a los hombres, en especial a los adolescentes tales como el trabajo forzoso y explotación sexual con fines comerciales.

En cuanto a las modalidades de trata analizadas en el estudio, además de la explotación sexual y la explotación laboral, figuran el “matrimonio servil”, en el que las familias entregan a sus hijas en matrimonio a cambio de dinero, y el “matrimonio honrado”, en el que las mujeres son vendidas del negocio de trabajo sexual a un hombre que paga por ella y se asume como “honrar a la mujer”.

La directora de OBMICA, Bridget Wooding, dijo a Efe que ” hasta ahora por la naturaleza encubierta de todo lo que se asocia con el tema de la trata es muy difícil hablar de estadísticas”.

Wooding destacó que el estudio desvela que hasta ahora “ha habido poca judicialización de los casos”.

“Las prácticas y tabúes sobre la sexualidad fortalecen una cultura que no considera trata muchas de las prácticas que valida y por lo tanto no lleva a denunciar a los sospechosos de trata y explotación y contribuye a mantener el problema en los ámbitos de la invisibilidad”, afirmó en la presentación del estudio Tahira Vargas.

En declaraciones a Efe, Vargas dijo que las causas de la trata “tienen que ver con un problema de derechos en un país donde los derechos de la niñez y la adolescencia están ausentes en las familias, y en el tema de las relaciones familiares basadas en la violencia y el abuso”.

En opinión de Vargas, una de las principales conclusiones del estudio es cómo la familia se convierte un factor de riesgo.

En este sentido, destacó que uno de los casos que figuran en el estudio es el de una niña a la que su tía y su hermano “la amarraban para que un señor discapacitado abusara sexualmente de ella y ellos cobraban”.

Vargas apuntó que la “trata se sostiene de la confianza” y por eso es “tan invisible y tan difícil de judicializar”.

Según Vargas, los principales ejes causantes de la trata son: la familia, redes de amigas, las parejas y algunos lugares de trabajo.

Entre las recomendaciones del estudio figuran trabajar el tema de la prevención, campañas de información sobre la trata y lograr un mayor servicio de asistencia a las víctimas, según explicó Vargas. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here