Santo Domingo, (EFE).- La Suprema Corte de Justicia (SCJ) dominicana decidió hoy, al término de una segunda maratoniana audiencia, continuar mañana la audiencia de apelación que sigue a exfuncionarios, políticos y empresarios, inculpados de recibir los sobornos que la brasileña Odebrecht asegura pagó en el país.

Los cinco jueces de la Segunda Sala Penal de la SCJ escucharon este viernes los alegatos de los últimos cuatro de 10 acusados, quienes también solicitaron su libertad, al considerar que son inocentes de las acusaciones.

Así, se escucharon las alegaciones de la defensa de los exvicepresidentes de la Corporación de Empresas Eléctricas Estatales (Cdeee) César Sánchez y Radhamés Segura; del abogado Conrado Pittaluga, y del empresario Ángel Rondón, a quien el Ministerio Público acusa de ser el distribuidor de los 92 millones de dólares que Odebrecht dice pagó entre 2001 y 2014 para agenciarse obras públicas.

Rondón reiteró que el dinero que recibió, que dijo fueron 83 millones de dólares, por parte de la constructora brasileña fue por el pago de sus servicios como representante comercial de la firma.

«Si alguno de los que están aquí, exlegisladores o exfuncionarios dicen que yo les he entregado un peso para obtener un proyecto, que se paren y pasen al frente y se lo confirmen a ustedes. No, no lo he hecho, lo que he recibido ha sido producto de mi trabajo y puedo justificarle a ustedes dónde los tengo invertido», exclamó el empresario en la sala.

De su lado, Sánchez pidió a los jueces que le devuelvan «su salud», y que solo dispone de una «casita» de seis millones de pesos (unos 126.000 dólares). El exfuncionario permaneció recientemente ingresado durante varios días en un centro de salud.

La audiencia de hoy también permitió a los fiscales presentar sus acusaciones, proceso que continuará mañana, al igual que la réplica que hacen los abogados defensores.

Sánchez, Pittaluga y Rondón están en prisión preventiva, mientras que Segura guarda arresto domiciliario.

Otros acusados son los exministros de Economía Temístocles Montás y de Obras Públicas Víctor Díaz Rúa; el presidente del Partido Revolucionario Moderno (PRM, principal opositor) Andrés Bautista; el exdiputado Ruddy González, y el exfuncionario de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (Cdeee) Máximo De Óleo, quienes también están en prisión.

Mientras, el expresidente de la Cámara de Diputados y actual legislador Alfredo Pacheco, del PRM, fue condenado al pago de una multa millonaria y se le impuso impedimento de salida del país, al igual que los senadores oficialistas Tommy Galán y Julio César Valentín. Los tres gozan del fuero parlamentario.

Otro acusado, Bernardo Castellanos de Moya, no se ha presentado a los juicios y es perseguido por la Policía Internacional (Interpol), aunque sus abogados aseguran que regresará al país.EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí