Santo Domingo, 10 feb (EFE).- Dos diputados opositores dominicanos condenaron hoy los “bárbaros” ataques que se producen en Siria y sometieron una resolución por ante el hemiciclo que busca condenar la acción violenta que sufre ese país del Oriente Medio.

Los legisladores Alexis Isaac Jiménez y Franklin Romero Morillo, del Partido Revolucionario Moderno (PRM), principal formación opositora del país, dijeron sentirse “afligidos” ante el sufrimiento que, aseguraron, abate a más de 13,5 millones de sirios, entre ellos casi medio millón atrapados en zonas de conflicto.

En su propuesta de resolución los parlamentarios solicitan a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) establecer un alto el fuego en la ciudad siria de Alepo.

En particular, los diputados condenaron todos los ataques contra civiles y bienes de carácter civil, incluidos a centros de enseñanza e instalaciones médicas y las interrupciones deliberadas del abastecimiento de agua, el uso indiscriminado de armas, que incluye la artillería, las bombas de barril y los ataques aéreos, los atentados suicidas y las bombas túnel.

Asimismo, censuraron que “se obliga a pasar hambre a los civiles como método de combate, en particular asediando zonas pobladas, y el uso generalizado de la tortura, los malos tratos, las ejecuciones arbitrarias, las ejecuciones extrajudiciales, las desapariciones forzadas y la violencia sexual”.

Ambos coincidieron en que Rusia, Estados Unidos y el régimen sirio tienen una responsabilidad especial de acabar con los combates en esa nación y permitir a la ONU un acceso humanitario a las áreas sitiadas y difíciles de alcanzar.

“La situación actual en Siria es diferente a la que muestran los medios de comunicación, allí se vive un constante nerviosismo tanto dentro del país como en las naciones vecinas, por los continuos bombardeos con misiles, bombas de mortero y proyectiles que producen pérdidas humanas censurables”, aseguraron los legisladores.

Jiménez y Romero recordaron que en los atentados contra las Torres Gemelas de Nueva York en 2001 “solo murieron 3.000 personas” y esto constituyó un “escándalo mundial”, mientras que en Siria, aseguraron, el conflicto ha causado más de 450.000 muertes y que esto pasa “casi desapercibido”. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí