SANTO DOMINGO.- El Movimiento Popular Dominicano (MPD) advirtió que los impuestos indirectos que gravan básicamente el consumo, tiran sobre los hombros de los menos desposeídos, el peso insoportable de la injusticia, cuando lo lógico sería que tribute más el que más gana; sin hablar de las enormes exenciones y la evasión.

Una nota del Comité Político del MPD, firmada por el vocero nacional, profesor Higinio Báez Ureña, destaca que la enorme carga fiscal a la que está sometida la población dominicana refleja la asimetría de la equidad.

“En este país ha habido paz para los empresarios, los altos burócratas, el alto clero, los órganos de coerción, el poder de facto, pero no para la mayoría de nuestro pueblo, acosado por una violencia política y económica que mantiene en la postración las dos tercera parte de la población dominicana”.

Al referirse a las declaraciones del presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP) cuando se refiere de que  en los últimos cincuenta años de paz social en República Dominicana han sido el principal activo para asegurar crecimiento y desarrollo hasta el punto de convertirnos en una economía de ingreso medio, con esto se arroga el mérito de ser conductores de ese desarrollo.

El MPD asegura que el activo principal del crecimiento y del llamado desarrollo en nuestro país son los trabajadores: obreros, campesinos, técnicos, profesionales y la mano de obra extranjera super-explotada, y son éstos los verdaderos creadores de riquezas.

Dijo que una de las más socorridas y denunciadas realidades es que el crecimiento de la economía y, consecuentemente, del enriquecimiento empresarial, no se refleja en el bienestar general de la ciudadanía y del pueblo, por el contrario, crecen los  abismos de clase. Los ricos se hacen más rico y los pobres más pobres.

Precisa que en esos cincuenta años se ha intensificado la concentración de la riqueza en pocas manos y muchas de las propiedades que pertenecían al Estado, que correspondían al ámbito y al patrimonio de lo público, pasaron a manos privadas vendidas por chilatas, dadas en donación, o violentamente usurpadas, y sobre esa inequidad, siempre aparece la mano generosa del Estado “ incentivando“ al sector privado.

Entiende que la reflexión expuesta al país por el Consejo Nacional de la Empresa Privada ante la Cámara Americana de Comercio, el 29 de junio del 2016, tan celebrado por parte del liderazgo tradicional, no es más que una  instantánea fiel de los intereses que ese sector representa y defiende.

El MPD considera que la posición del Consejo Nacional de Empresa privada, CONEP, no puede asumirse con una interpretación en blanco y negro, sin más alternativa que su aprobación, pues detrás de algunas verdades y propuestas, nacionalmente sentidas, se soslayan y esconden realidades que afectan al país y que comprometen, al mismo tiempo, la responsabilidad del gran empresariado.

Por otro lado, considera justa la seria y responsable denuncia contra los desmanes de la Junta Central Electoral peledeísta en las elecciones pasadas, su preocupación por la institucionalidad y compartimos las propuestas relativas a la Equidad de los recursos públicos para los partidos políticos; fortalecer la capacidad fiscalizadora de los órganos de control;  del acceso equitativo a los medios masivos de comunicación en relación a los derechos de los partidos políticos; la Ley de partidos políticos y , finalmente, la reestructuración de la Junta Central Electoral por las vías y los métodos por ellos recomendados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.