Pekín, (EFE).- El Gobierno chino manifestó hoy su “grave preocupación” por el plan anunciado por Corea del Norte de lanzar de forma inminente un satélite espacial e instó a Pyongyang a comportarse “con cautela”.

“Esperamos que Corea del Norte actúe con moderación en lugar de cometer acciones que puedan provocar la escalada de tensiones”, señaló hoy el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Lu Kang, en una rueda de prensa en Pekín.

Corea del Norte comunicó ayer a la Organización Marítima Internacional (OMI), con sede en Londres, que planea lanzar un satélite de “observación” entre los días 8 y 25 de febrero, lo que ha provocado las críticas de diversos países, como Estados Unidos, que lo considera una violación de las resoluciones de la ONU.

“Creemos que Corea del Norte tiene el derecho de utilizar de manera pacífica el espacio aéreo, pero en este momento ese derecho está sujeto a las restricciones de la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU”, consideró Lu, en línea con Washington.

El anuncio de Pyongyang se produjo cuando el enviado especial de Pekín para la desnuclearización de la península coreana, Wu Dawei, se encontraba en Corea del Norte.

Preguntado sobre si la visita de Wu está relacionada con el anuncio del lanzamiento del satélite o si China conocía de antemano la decisión de Pyongyang, el portavoz chino rechazó contestar.

También eludió responder directamente a si China apoya o no nuevas sanciones a Pyongyang, como estudia el Consejo de Seguridad de la ONU, y defendió que ahora “lo urgente” es avanzar en la desnuclearización de la península y asegurar la estabilidad y la seguridad de la región.

También te podría interesar:   Informe señala a dos empresas dominicanas en un caso de corrupción en Haití

El portavoz chino recordó la visita la semana pasada a Pekín del secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, y aseguró que el jefe de la diplomacia del país norteamericano coincidió con su par chino, Wang Yi, en que “las sanciones no son un fin en sí mismas”.

En esa visita, China y EE.UU. acordaron la necesidad de impulsar una nueva resolución del Consejo de Seguridad de la ONU contra Corea del Norte tras anunciar su primer ensayo con bomba de hidrógeno a comienzos de año, si bien ambos países mostraron poco consenso en cuanto a su contenido y a la incorporación de sanciones.

Defendiendo una futura solución “mediante el diálogo”, Lu retomó algunos avances mostrados por Pyongyang en el pasado, como en 2007, cuando las delegaciones de ambas Coreas, EE.UU., Rusia, Japón y China firmaron un acuerdo que implicaba el cierre de las instalaciones nucleares de Corea del Norte a cambio de ayuda energética y económica.

Pekín, aseguró el portavoz, seguirá en constante comunicación con todos los países involucrados y continuará trabajando “duro” para volver a las negociaciones a seis bandas, paralizadas desde 2008.

“En respuesta a la presión de algunos países y a las sanciones, Corea del Norte ha realizado un ensayo nuclear tras otro, abofeteando a algunos países en la cara”, enfatizó Lu.

“Esperamos -añadió- que los países correspondientes resuelvan sus diferencias a través de la negociación. No queremos ver una escalada de las tensiones, pero si insisten en provocarla, no seremos capaces de detenerles”. EFE

tg-pav/msr

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.