El parque Mirador del Sur, considerado como el pulmón verde de la capital, se encuentra inmerso en el descuido y la inseguridad.

Junto a la majestuosidad sus árboles, crece la hierba; y las fuentes que adornaban el lugar se encuentran deterioradas. Algunas de éstas son receptoras de aguas negras. Mientras sus farallones y cuevas prehispánicas son ocupados por indigentes, que instalan sus casuchas a base de cartón y débiles palos cobijados con material plástico.

Un equipo de elCaribe observó dos casuchas improvisadas en la avenida Cayetano Germosén, vía colindante del emblemático parque.

Las aceras de dicha avenida son contantemente utilizadas para verter basuras. Los sectores colindantes que resultan ser los más afectados son: el ensanche La Paz, Honduras, Atala, urbanización José Contreras y El Pedregal.

En esa vía es frecuente encontrar cúmulos de basura, lo que va en detrimento de las urbanizaciones vecinas. De todo el parque, esta es el área que presenta mayor descuido y con más proliferación de malezas.

La situación de abandono llevó a que los comunitarios se responsabilizaran de la limpieza de un perímetro de la extensa área.

“Todo lo que usted ve (decoraciones navideñas y áreas cuidadas) lo ha hecho la comunidad a través de rifas y pidiendo”, señaló Jefri Gómez, quien se identificó como encargado de mantenimiento.

El descuido también alcanza la parte alta. Desde la Avenida la Salud, que atraviesa los terrenos del parque y de la avenida Anacaona, zona de ostentosas residencias, se pueden apreciar asientos y pequeñas plazas deterioradas.

El sol y la ausencia de mantenimiento han hecho que los juegos a la intemperie destinados para la diversión de los niños dejen de ser atractivos.

También te podría interesar:   Más de mil sillas vacías para recordar los muertos por COVID-19 en Israel

Un centro tecnológico, ubicado al borde de la avenida Anacaona, está inhabilitado desde hace años, debido a que los computadores por falta de mantenimiento se dañaron.

Las pocas personas que se encontraban ayer en el área pidieron que sea notoria la vigilancia por parte de oficiales de la Policía Nacional. El residente Pedro Almonte manifestó que en las noches no se atreve a transitar la avenida de la Salud por el estado de inseguridad que se ha apoderado del parque.

Garantizan seguridad y limpieza

Mientras, la Alcaldía del Distrito Nacional conversa con la Empresa de Distribución de Electricidad del Sur (Edesur) a fin de iluminar el espacio recreativo, según dijo el alcalde Roberto Salcedo.

Sostuvo que la alcaldía debe realizar una poda fitosanitaria en el parque, para que las luces puedan cumplir su propósito de iluminar la zona. “No podemos confundir lo que es un parque urbano con un bosque. El parque Mirador Sur se ha convertido, literalmente, en un bosque y en una ciudad esto constituye un elemento de alto riesgo”, expresó.

En ese sentido, señaló que el estado en que se encuentra el Mirador Sur contribuye a que sea utilizado como madriguera de delincuentes.

Explicó que el ayuntamiento en coordinación con la Policía Nacional incrementó la vigilancia del parque con la integración de nuevos policías municipales y la frecuencia del patrullaje.

Salcedo precisó que el hecho de que en el Mirador sur haya áreas mejor cuidadas que otras es porque son más frecuentadas por el público que se ejercita y la utilizan de escenario de las actividades recreativas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.