La Voz de Rusia. Richard Matt, uno de los asesinos que lograron fugarse hace tres semanas de una prisión de máxima seguridad al norte del Estado de Nueva York, ha sido abatido por los disparos de un equipo táctico de la Patrulla de Fronteras de EEUU. Según fuentes policiales, el asesino habría disparado a un conductor cerca del pueblo de Malone (Nueva York), lo que motivó una llamada a los servicios de emergencia y el rápido despliegue de las fuerzas de seguridad.
Ambos prófugos habían logrado escapar de la cárcel de Clinton el pasado 6 de junio gracias a la colaboración de dos empleados de prisiones, Gene Palmer y Joyce Mitchell, imprescindible para, en palabras del gobernador de Nueva York, el demócrata Andrew Cuomo, “afrontar la gigantesca obra de ingeniería necesaria para escapar”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí