Santo Domingo, (EFE).- La directora en República Dominicana del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA), Bethania Betances aseguró hoy que muchas transexuales “prefieren morir” antes que acudir a centros donde son discriminadas y se dificulta su acceso a los servicios de salud.

“Las trans tienen barreras que no afectan a otras poblaciones, y muchas trans mueren por no acudir a los servicios sanitarios por temor a ser discriminadas, o porque cuando acuden a los mismos reciben tratos discriminatorios”, aseguró Betances.

La responsable dominicana de ONUSIDA destacó la importancia de incluir a esas poblaciones en las políticas de salud, como una garantía para seguir mejorando los indicadores de la epidemia que, según las últimas estimaciones, ya han empezado a variar positivamente.

“La epidemia del VIH -añadió- se está concentrando en las poblaciones claves, especialmente los trans, gays, trabajadoras sexuales, inmigrantes y usuarios de drogas, y es ahí donde se deben concentrar los esfuerzos de las nuevas políticas y estrategias de prevención y atención”.

Betances dijo que para alcanzar las metas previstas en la estrategia 90-90-90 adoptada por el país, y que prevé una mejoría en los indicadores de la epidemia para el año 2020, es necesario integrar en los esquemas de atención a las poblaciones clave, partiendo de sus particularidades.

La estrategia busca que, para el 2020, el 90 por ciento de las personas con VIH conozcan su estatus serológico positivo, que el 90 ciento de las que lo conocen reciban tratamiento, y que el 90 ciento de quienes se encuentran en tratamiento, logren suprimir la carga viral para que su sistema inmunitario permanezca fuerte y no presenten más infección.

Betances indicó que, a pesar de los logros alcanzados por la República Dominicana, la epidemia mantiene altos índices en las poblaciones citadas, debido a su situación de vulnerabilidad.

“Uno de los retos pendientes es adecuar los servicios de atención integral teniendo en cuenta las condiciones particulares de esas poblaciones”, así como la eliminación de “las barreras, el estigma y la discriminación que dificultan el acceso de las trans a los servicios de salud”.

La representante de ONUSIDA, dijo que el Programa está comprometido con la eficacia de las políticas de VIH en República Dominicana, puso a disposición del país sus capacidades técnicas para apoyar ese proceso, y opinó que cuando las políticas públicas son construidas desde la diversidad pueden ser más efectivas. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí