MADRID-ESPAÑA.-El ex secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, y su socio, David Marjaliza, se lucraban con un millón de euros por cada colegio concertado que construían.

Cobraban entre 900 MIL y 1,2 millones de euros. El dinero lo recibían por parte de Alfedel, sociedad dedicada a promover colegios concertados, cuyo dueño, Alfonso Ferrón del Río, ha sido imputado por los pagos. Granados y Marjaliza, números uno y dos de la trama Púnica se encuentran en prisión incondicional desde el pasado 27 de octubre.

Francisco Granados y Esperanza Aguirre

El argumento: que el colegio concertado era un servicio para el municipio. Alfedel, dueño de la empresa que promovía los colegios, para luego venderlo a cooperativas de profesores, les aseguraba a estos que el centro educativo iba a recibir el concierto por parte del Ejecutivo regional.

Por estos tratos de favor, Alfedel pagaba una comisión que oscilaba entre los 900 mil y 1,2 millones de euros, según las fuentes consultadas Una comisión que se enmascaraba mediante un contrato falso de consultoría entre Alfedel y una sociedad de David Marjaliza, número dos de la trama Púnica.

De esta forma, Alfonso Ferrón del Río pagaba las comisiones a través de facturas falsas con una apariencia legal. Así no había que manejar dinero negro. Alfedel ha promovido 20 centros, 19 de ellos donde la trama Púnica actuaba, la Comunidad de Madrid (18) y Cartagena.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí