Redacción Internacional.-El embajador de España ante las Naciones Unidas, Roman Oyarzun, dijo que fue fuego israelí el que mató al casco azul español en la frontera entre Israel y Líbano el miércoles.
Oyarzun dijo que sucedió cuando Israel intensificó bombardeos y ataques aéreos en el sur del Líbano, después de que dos soldados israelíes murieran en un ataque de Hezbolá.
EL soldado Francisco Javier Soria Toledo, de 36 años, estaba en la zona fronteriza donde están desplegadas las tropas de la ONU.
El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, dijo que los responsables del ataque “pagarán el precio de sus acciones”.
La ONU condenó los hechos violentos e instó a ambas partes a evitar una escalada en las acciones.
Por us parte, Estados Unidos emitió un comunicado en el que rechazó el ataque y respaldó “el derecho legítimo de Israel para defenserse”.
Hezbolá aseguró que el ataque fue en represalia por un ataque aéreo mortal israelí mortal contra sus fuerzas en Siria hace diez días.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí