Lausana-Suiza.-El piloto alemán 7 veces campeón de Fórmula 1, Michael Schumacher salió hoy del hospital donde estaba internado para continuar en su casa su recuperación del accidente de esquí que sufrió a fines de diciembre.
“Teniendo en cuenta las graves heridas que sufrió, se ha avanzado en las últimas semanas y meses. Todavía hay  un largo y camino por delante”, aseguró su mánager, Sabine Kehm.

La leyenda de la F1, sufrió una grave lesión en la cabeza el 29 de diciembre pasado, debido a un accidente de esquí en los Alpes franceses.
Schumacher estaba protegido por un casco cuando cayó y se golpeó la cabeza contra una roca, mientras esquiaba con su hijo de 14 años, Mick, y otras personas en el resort Méribel en donde posee una residencia de invierno.
Tras trasladarlo en helicóptero a una clínica en Grenoble, Francia, le indujeron el coma para retirarle los coágulos que el incidente le produjo en la cabeza.

El doctor Jean-Francois Payen, de la unidad de cuidados intensivos del centro de salud francés, destacó en una conferencia de prensa ofrecida horas después que si el piloto no hubiera estado usando un casco “no estaría aquí ahora”.
Seis meses en coma
En ese estado estuvo durante casi seis meses, hasta que despertó el 16 de junio.
Fue entonces cuando lo trasladaron al hospital de Lausana en el que se encontraba hasta este martes.
Ahora continuará el proceso de recuperación en la casa que la familia Schumacher posee a las orillas del lago Ginebra, a 40 kilómetros de Lausana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.