El gobierno de México publicó una serie de nuevas condenas para el delito del secuestro.
La mímina pena se elevó de 20 años a 40, mientras que la máxima condena por este delito pasó de 50 años de prisión a 140 años, especialmente para aquellos que maten a sus víctimas.
El número de secuestros en el país se elevó de forma alarmante en los últimos años. Pasó de 438 casos en 2007 a 1.700 en 2013.
Las nuevas medidas entrarán en vigor este miércoles.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí