Bruselas.- Un grupo de habitantes que reside en las inmediaciones del lugar donde se celebra Tomorrowland, el mayor festival de música electrónica del mundo, ha presentado hoy una denuncia que pide que, cada día que dure el evento, la música acabe a la medianoche.

Un tribunal de Amberes ha examinado hoy la petición, firmada por 7 vecinos, que aunque no piden la prohibición del festival abogan por el respeto de la legislación sobre ruidos, informa la agencia Belga.

La abogada de los afectados, Griet Cnudde, ha precisado que la aplicación de esas normas significa que la música solo se podrá emitir un máximo de 3 horas al día cuando supere los 85 decibelios, y que tendrá que ser apagada a medianoche.

Con motivo del décimo aniversario del festival, los organizadores han decidido que este año el evento, que acogerá a unas 360.000 personas, se celebrará del 18 al 20 de julio y del 25 al 27 del mismo mes.

Para los denunciantes, la ampliación de las fechas ha sido la gota que ha colmado el vaso.

La empresa ID&T, organizadora del evento, argumenta que, de ser aceptada la demanda, resultará imposible celebrar el festival, lo que tendrá graves consecuencias financieras.

La firma cuenta con el respaldo de una treintena de sociedades belgas y extranjeras con intereses económicos en el evento.

En nombre de esas empresas, Olivier Verhulst ha pedido al juez que examina el caso que calibre “el interés de siete vecinos que tendrán el sueño perturbado dos veces durante tres días, y los millones de euros de daños financieros que supondría la anulación del festival”. EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí