La Voz de Rusia/MOSCÚ.-La Cámara Baja aprobó por unanimidad  en primera lectura la ley sobre la denuncia de cuatro tratados ruso-ucranianos que estipulan la presencia de la Flota del mar Negro rusa en el territorio de Ucrania.

Tres de los tratados se remontan al año 1997 y estipulan los parámetros de división de la Flota del mar Negro entre Rusia y Ucrania en bases separadas, el estatus y las condiciones de la estancia de la parte rusa en el territorio ucraniano (los pagos de alquiler anuales de las bases navales ucranianas) y el plazo durante el cual la flota rusa puede permanecer en Ucrania.

El cuarto acuerdo fue firmado en 2010 y prorrogaba la estancia de la Flota del mar Negro rusa en Ucrania 25 años más a partir de 2017, cuando finalizaban los acuerdos anteriores.
El viceministro ruso de Exteriores, Grigori Karasin, no excluyó que la revocación de los acuerdos con Ucrania conlleve cuestiones financieras y acentuó que Moscú está dispuesto a negociarlas con Kiev. “Estaremos dispuestos a discutir estas cuestiones con el Gobierno de Ucrania que, esperamos, esté formado democráticamente y represente a toda la población ucraniana”, comentó Karasin al diario ‘Rossiyskaya Gazeta’.

La denuncia de los tratados ruso-ucranianos tiene lugar después de que se firmara el acuerdo de reunificación entre la península de Crimea y Rusia. A día de hoy un 70 % de la infraestructura de la Flota del mar Negro rusa se encuentra en Crimea: en el resto del territorio ruso esta flota solo mantiene una base, la de la ciudad de Novorossiisk.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí