VOANOTICIAS.COM/WASHINGTON DC.- Gobierno de Barack Obama tiene una ardua tarea por delante para tratar de persuadir a sus aliados en el exterior y al Congreso, de que acepten los términos principales del acuerdo alcanzado entre Irán y 6 potencias mundiales.

Una llamada del presidente Obama al primer ministro israelí para apaciguar sus temores y una entrevista concedida por el secretario de Estado, John Kerry, a la cadena CNN, han sido las primeras medidas para defender el acuerdo.

En su conversación con Netanyahu, Obama prometió que los próximos meses servirán para alcanzar “una solución duradera, pacífica e integral” para resolver las preocupaciones de la comunidad internacional sobre el programa nuclear iraní, según una transcripción de la conversación divulgada por la Casa Blanca.

Obama también aseguró que Estados Unidos seguirá comprometido con Israel y que será consultado sobre los pasos siguientes a tomarse en las negociaciones. Quizás por eso, el secretario Kerry fue muy realista en sus declaraciones. “La siguiente fase, déjenme ser claro, será mucho más difícil y debemos ser honestos en esto. Pero tendrá más consecuencias”.

El republicano John McCain dijo estar “preocupado de que este acuerdo pueda ser una paso peligroso que degrade nuestra presión sobre el régimen iraní sin que haya acciones demostrables de su parte”.

La Casa Blanca asegura que la imposición de nuevas sanciones ahora podría descarrilar las negociaciones con Irán, pero hasta ahora no ha amenazado por vetar una medida así.

“El congreso, pienso, querrá dejar bien claro que si Irán no cumple estos compromisos, no solo insistiremos en que se vuelvan a establecer las sanciones, sino que éstas sean más fuertes”, advirtió el senador demócrata Ben Cardin.

También te podría interesar:   El ministro de Salud favorece mantener el toque de queda

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.